China responde inmediatamente a las acusaciones indignantes, manda llamar al embajador estadounidense

22 de may de 2014

22 de mayo de 2014 — El Ministro de Relaciones Exteriores de China convocó el mismo lunes 19 a conferenciar al embajador estadounidense en China, Max Baucus, para hacerle una "presentación solemne" por los cargos penales esgrimidos por el Procurador General de EU, Eric Holder. China respondió con enojo y con una velocidad sin precedentes el 19 de mayo, haciendo un llamado al gobierno de Estados Unidos a revocar las acusaciones "inventadas" y suspender el grupo de trabajo sino-estadounidense sobre temas cibernéticos. Cui Tiankai, embajador chino ante los Estados Unidos dijo que "las acusaciones de espionaje cibernético son 'puramente ficticias y extremadamente absurdas' ".

Las acusaciones en contra de China no son solamente parte de la andanada propagandística que lleva a una guerra en el Pacífico, sino un cañonazo de advertencia hacia los rangos más altos de las fuerzas armadas de Estados Unidos, que han estado tratando de mejorar las relaciones entre las fuerzas armadas de ambos países. El general chino Fang Fenghui, jefe del Estado Mayor General del Ejército Popular de Liberación de China acaba de concluir una gira de cuatro días por instalaciones militares de EU que concluyeron con una reunión privada con el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, en el Pentágono.

China Today acusa a EU de tener doble rasero, y señala que EU es "el mayor hackeador del espacio cibernético de China". La agencia de prensa Xinhua cita información de la Oficina Estatal de Información por Internet de China, y dice que los ataques provenientes de EU han "controlado directamente" 1.18 millones de computadoras en China en los últimos dos meses. Dice que 2,077 caballos de troya o botnets —una especie de "malware'— eran los responsables del hackeo, y que los portales electrónicos chinos han sufrido 57,000 ataques de rastreo desde computadoras con sede en Estados Unidos.

"Estados Unidos ataca, infiltra e interfiere en redes chinas que pertenecen a instituciones del gobierno, universidades y redes claves de comunicaciones" dijo Xinhua. "Estas actividades ponen de blanco a líderes chinos, ciudadanos comunes y corrientes y a cualquiera que tenga un teléfono celular. Mientras tanto, Estados Unidos acusa repetidamente a China de Espionaje y hackeo".

China también se refirió a las revelaciones de Edward Snowden. "Después de que Edward Snowden filtró el programa Prism, el mundo entero acusó a Estados Unidos" dijo Xinhua. "Sin embargo, nunca ha realizado ninguna retrospección, sino que acusa a otros".