Kesha apunta al futuro; Alameel y los demócratas de Obama se consolidan como los perdedores en Texas

30 de may de 2014

30 de mayo de 2014 — Con la votación más ínfima que se ha registrado en la historia electoral del estado, el millonario vinculado a Wall Street, David Alammel, se pudo gastar 5 millones de dólares de su fortuna personal para poder ganarle a Kesha Rogers en las elecciones de desempate del martes 27 de mayo. Los datos oficiales dicen que Alameel sacó un 72% de los votos, y Kesha un 28%, con una participación de solo el 1.5% del electorado demócrata contado oficialmente.

Lo más sorprendente fue el bajísimo número de votos que se contaron a nivel estatal en la elección demócrata de desempate para la postulación al Senado de Estados Unidos es un récord. Se contaron 201,008 votos, lo que significa que de un universo de 13 millones de electores, menos del 1.5% de ellos votó. En contraste, en las elecciones republicanas de desempate para escoger el candidato a vicegobernador, se contaron más de 750,000 votos, que a pesar de ser de todas maneras un número muy bajo, o sea un 6%, es no obstante mucho mayor que el resultado demócrata.

Esta votación tan baja fue la clave para que Alameel "ganara" las elecciones. De hecho, esa fue la "estrategia" del Partido Demócrata, ignorar la elección excepto para movilizar a los demócratas leales a Obama, y atacar a Kesha a cada momento. Como se pudo ver durante el proceso de la campaña, muy pocos tejanos estaban al tanto de que se llevaría a cabo una elección demócrata de desempate.

Pero así como señaló Lyndon LaRouche, el martes en la noche durante una reunión con sus colegas, aquí la única ganadora es Kesha, y ella demostró cuales son las cualidades de liderato que se necesitan para superar la crisis que el imperio británico agonizante le ha impuesto a la humanidad. El liderato del Partido Demócrata de Texas vinculado a Obama, con el "éxito" de sus tácticas de impedir que la gente vote y de suprimir el voto en general, ha perdido toda de posibilidad de ganarle terreno al Partido Republicano. En la práctica, eso era lo que buscaban: garantizar el triunfo de los republicanos para proteger a Obama de un juicio político.

En una bella declaración que hizo Kesha la noche del martes a quienes la respaldaron, señaló eso, y puso de relieve que ahora cada vez más gente es consciente de que el único liderato estratégico en este país proviene de Lyndon LaRouche y de nuestras fuerzas. Y no lo duden, tal y como lo informaran los activistas durante la campaña Kesha está construyendo un ejército de Gedeón en Texas, y su batalla más reciente tuvo eco a nivel mundial. Sus 55,956 votos, son votos duros, que representan un liderato potencial para las batallas que tenemos por delante, y que incluyen mucha gente que dio un paso adelante para respaldar a Kesha, a pesar de las amenazas provenientes de los mafiosos y caciques del liderato del Partido Demócrata de Texas.