Imperio británico "alarmado" ante terremoto electoral en Europa

28 de may de 2014

28 de mayo de 2014 — El resultado general de las elecciones al Parlamento Europeo [1] este domingo fue un "terremoto político", dijo antier la presidenta del BüeSo, Helga Zepp-LaRouche, en discusiones con sus asociados. El voto fuertemente antieuropeo que arrasó en media docena de países —en algunos países proveniente de partidos de "izquierda" y en otros de partidos de "derecha"— fue particularmente notable en Francia, en donde el Frente Nacional (FN) obtuvo el doble de votación que el Partido Socialista del Presidente Francois Holland, y en el Reino Unido en donde el UKIP vapuleó tanto al partido Conservador como al Laborista por primera vez en décadas.

La señora Zepp-LaRouche hizo un llamado a no confiarse pensando en que la facción del imperio Británico a favor de la Unión Europea se va a quedar sentada lamiéndose las heridas; más bien, se van a mover rápidamente con sus políticas fascistas, porque saben que todo el sistema financiero se está desmoronando en pedazos.

Los principales conductos imperiales británicos, el Financial Times y el Telegraph, reflejan un pánico creciente; en particular les preocupa la importancia estratégica de los resultados en Francia. En un artículo titulado "Severa advertencia de los votantes europeos", el FT informa que "el surgimiento del populismo ha sido asombroso" en general, pero "el resultado más alarmante fue el de Francia. El triunfo del FN y la aplastante derrota del Partido Socialista le han asestado otro revés a la desalentadora presidencia de Francois Hollande. El resultado hace que sea más difícil para Francia tener un papel clave junto a Alemania como motores tradicionales de la integración europea". El Financial Times después le da instrucciones a Hollande para que se inmole por la reina: su "doloroso programa de reformas económicas... puede ser impopular. Pero después de los resultados de este fin de semana, el señor Hollande ya no tiene nada que perder si se aferra a su rumbo".

De igual manera, el Telegraph de Londres enfatiza que los problemas de Hollande "plantean serias dudas sobre la capacidad de su gobierno para llevar a cabo las medidas económicas que exige la zona del euro para mantener la estabilidad de la moneda única de la UE", es decir, esto podría arrojar todo el proyecto de la Unión Europea al caos total. Las publicaciones empresariales italianas también están diciendo que se acabó la era de las reformas europeas, dado que llegó a su fin la alianza franco-alemana para Europa.

La UE va a sostener (otra) cumbre hoy para "buscar formas de salir del pantano electoral", informa la Associated Press, que los ha "sacudido hasta el tuétano".