Rasmussen pide incrementar la concentración de la OTAN en contra de Rusia

5 de junio de 2014

4 de junio de 2014 — Saboteando el ofrecimiento de Rusia para establecer un dialogo con la OTAN, el secretario general de la alianza occidental, Anders Fogh Rasmussen, aprovechó la conferencia de prensa en Bruselas de hace dos días, después de la reunión del Consejo OTAN-Rusia, que no llegó a ningún acuerdo, para hacerle un llamado a los Estados miembros de la OTAN a que aumenten sus presupuestos militares. Se quejó de que mientras Rusia ha estado aumentando constantemente sus gastos militares, la mayoría de los miembros de la OTAN en Europa han estado incluso reduciendo los suyos, de forma tal que occidente corre el peligro de ya no ser capaz de hacerle frente a Rusia, argumentó Rasmussen. Se hicieron eco de su histeria los polacos y los voceros de los Estados bálticos, en donde el Ministerio de la Defensa polaca fue el más explícito haciendo un llamado para que se aumenten sustancialmente las tropas de combate extranjeras estacionadas en su territorio.

Sin embargo, durante la gira reciente que hizo Rasmussen a la República Checa y Eslovaquia, sus anfitriones le dijeron que no puede haber una drástica austeridad impuesta por la Unión Europea, y al mismo tiempo un aumento en el gasto militar. Evidentemente Rasmussen prestó oídos sordos a esta advertencia, aunque la situación es la misma en la mayor parte de Europa, bajo los dictados de la Troika de la Comisión Europea, FMI y Banco Central Europeo para rescatar al euro. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó un informe antier en su sede de Ginebra, Suiza, en el cual confirma que la mitad de la Unión Europea se encuentra en una situación precaria en cuanto las pensiones de los trabajadores, los servicios públicos de atención médica, y los niveles salariales de los trabajadores debido a las políticas de austeridad de la Comisión Europea desde el 2010.