Steger: Con estas campañas estamos dando forma a la nueva Presidencia

6 de junio de 2014

6 de junio de 2014 — En preparación de las elecciones de mitad de período en noviembre próximo, el pasado martes 3 hicieron titulares de prensa varios resultados en las elecciones primarias estatales en varios estados. Entre esos resultados se cuentan las campañas de los demócratas larouchistas:

a.. Michael Steger (distrito 12 de California) sacó un 1.4% con 1,152 votos.

b.. Diane Sare (distrito a5 de Nueva Jersey) sacó el 10% con 932 votos.

c.. Bruce Todd (distrito 3 de Nueva Jersey) sacó el 4.8% con 673 votos.

La campaña que desarrolló Michael Steger, quien llevó a cabo una ofensiva coordinada con Kesha Rogers, ex candidata al Senado de Estados Unidos por Texas, sentó la pauta en un esfuerzo más allá de la política partidista para movilizar a ciudadanos decepcionadas en todo el país, en dirección de una verdadera campaña por la Revolución Americana, para reorientar a los estadounidenses hacia el juicio político a Obama, sobre la crisis económica que ha empeorado con su gobierno, y las soluciones que se necesitan para que retorne el Partido Demócrata y la nación a la tradición de Franklin Roosevelt y de Jonh F. Kennedy.

"Esta campaña abrió las puertas a zonas de San Francisco que los partidos convencionales han mantenido en el olvido", señaló Michael Steger, reflexionando en que este es el comienzo para consolidar un amplio espectro de electores euroasiáticos e hispanoamericanos y unirlos en torno a un programa de desarrollo global. "El resultado de la elección no es nada comparado con la resonancia que encontramos durante toda nuestra campaña". En particular fueron muy eficientes las reuniones cara a cara que tuvimos con varios líderes de la comunidad en la ciudad, y los despliegues con mantas en las autopistas en la semana anterior a las elecciones, en la que quedaba claro que un voto para el demócrata larouchista Michael Steger era un voto por el juicio político de Obama. Un líder de la comunidad vietnamita dijo, después de tener una larga conversación con Michael, que "hemos estado buscando a alguien que desafiara a Pelosi, y lo hemos encontrado".

En todo el distrito muchos líderes apreciaron de tal manera el empuje de la campaña que ellos también estuvieron a la altura y reconocieron que cada uno de los temas locales de los que se sienten obligados a tratar, son solo síntomas de la más amplia crisis global, que no podrá resolverse sino hasta que saquemos a Obama y que por medio de la Glass-Steagall pongamos a Wall Street en su sitio, que es la bancarrota y la cárcel.

Tal y como ha sido el caso de las elecciones primarias que se han llevado a cabo este año, el total de votos, un 20%, fue escandalosamente bajo, incluso para los que generalmente hacen campañas electorales, quienes esperaban una mayor participación.

En cuanto a lo que sigue ahora, Steger señaló: "Esta campaña no está separada de la campaña de Texas, ni de la crisis económica, no está separada de la creación de una nueva Presidencia. Se tiene que generar un consentimiento electoral para lo que será la Presidencia. Lo que está claro en las respuestas que obtuvimos a la campaña conjunta de Texas y California, es que el enjuiciamiento de Obama y el programa económico de LaRouche tiene eco entre los estadounidenses serios. Si logras que Texas se embarque en esta política y también San Francisco y el resto de California, que es lo que estamos demostrando con estas campañas, este es el camino que puede tomar hacia la Presidencia".

En las semanas inmediatas que tenemos por delante, la campaña de Steger va a dedicarse a consolidar la enorme cantidad de personas contactadas de la comunidad euroasiática en el área de la Bahía de San Francisco, con la idea de congregar a estos líderes alrededor de una solución económica global integrada.