En vísperas de la conmemoración del Día D, Putin le rinde homenaje a la resistencia francesa y a Charles de Gaulle

6 de junio de 2014

7 de junio de 2014 — El pasado miércoles 4, el Presidente ruso Vladimir Putin le concedió una entrevista [1] a Europe-1 y TF-1 de Francia, durante su estancia para la conmemoración del Día D (el Presidente francés Francois Hollande tuvo dos cenas por separado el jueves en la noche, una para Obama y otra más tarde para Putin "para mantenerlos separados"). Durante la entrevista, Putin resaltó los siguientes puntos, según la reseña de la cobertura del Le Figaro y Le Monde de Francia.

Putin empezó la entrevista rindiendo homenaje a la alianza de países que liberaron a Europa de la esclavización nazi, entre ellos los combatientes de la Resistencia francesa, y se refirió a la alianza contra Hitler como modelo de las relaciones en el futuro:

"Este va a ser un acontecimiento importante para Europa y para el resto del mundo. Le vamos a rendir homenaje a quienes evitaron que el nazismo esclavizara a Europa y yo creo que la participación de Rusia es un acontecimiento trascendental. La cuestión es que Rusia y la coalición de países contra Hitler, incluido Francia, fueron aliados en esa lucha por la libertad, y mi país tuvo un papel vital y quizá incluso decisivo en derrotar al nazismo. Pero nunca olvidaremos a los combatientes de la Resistencia francesa y a los soldadores franceses que lucharon hombro con hombro al lado nuestro en el frente soviético contra Alemania, llamado también el frente Este. Yo creo que esto no solo nos debe recordar nuestra historia, sino que también nos debe ayudar a promover nuestras relaciones ahora y en el futuro".

Putin puso de relieve que no fue Rusia la que desató la crisis actual en Ucrania, sino más bien "nuestros amigos europeos y nuestros amigos en los Estados Unidos [fueron] quienes apoyaron el golpe de Estado armado anticonstitucional". Así mismo, rechazó los alegatos de que hubiera militantes rusos en el este de Ucrania; exigió pruebas en respaldo de esas acusaciones y se refirió a las mentiras que se dijeron sobre las supuestas armas de destrucción masivas en Iraq:

"Todo el mundo recuerda al Secretario de Estado de Estados Unidos mostrando la evidencia sobre armas de destrucción masiva en Iraq, agitando ciertos tubos de ensayo con detergente en el Consejo de Seguridad de la ONU. Al final, las tropas de Estados Unidos invadieron Iraq, Saddam Hussein fue ahorcado y después resultó que nunca había habido armas de destrucción masivas en Iraq. Ustedes saben, una cosa es decir cosas y otra es realmente tener evidencia".

Putin destacó que Rusia no tuvo otra alternativa que actuar en el caso de Crimea, y que después del apoyo de occidente al "golpe de estado anticonstitucional en Ucrania", Rusia no puede estar segura de que Ucrania no se vaya a unir al bloque militar del Atlántico Norte, y subrayó que si Ucrania se uniera a la OTAN, entonces "la infraestructura de la OTAN se va a trasladar directamente hacia la frontera rusa, lo que no nos puede dejar indiferentes". En respuesta a quienes acusan a Rusia de perseguir una política militar agresiva, Putin respondió que, de hecho, es "Estados Unidos quien persigue la política más agresiva y dura en defensa de sus propios intereses".

"Básicamente, no hay tropas rusas fuera del país, en tanto que las tropas de Estados Unidos se encuentran por todas partes. Hay bases militares de Estados Unidos en todas partes del mundo y siempre están involucrados en el destino de otros países, pese a que se encuentran a miles de kilómetros de distancia de las fronteras estadounidenses. Así que es muy irónico que nuestros socios estadounidenses nos acusen de romper algunas de estas reglas", añadió Putin.