Rusia y China atacan las "revoluciones de colores"

13 de junio de 2014

13 de junio de 2014 — "Hemos llegado a un punto en el cual los crímenes de Obama se han vuelto tan prominentes que se han vuelto bastante complicados en otras partes del mundo. Ahora bien, ¿qué tenemos para calcular esto? Se tiene que entender lo que Putin está haciendo, desde su perspectiva. Primero que todo, Putin está consciente de que lo que enfrenta es una guerra en contra de Rusia, en particular, dirigida por el Presidente de los Estados Unidos. ¿Cierto? Es un hecho. Lo está haciendo. Pero ellos no la llaman guerra. Está "cifrada". Pero la están llevando a cabo en la forma de guerra irregular, pero es guerra, no es irregular —si, es irregular en algunos aspectos, ¡pero no le quieren llamar guerra aunque sea una guerra! La idea es, que si se meten a sabiendas, como en este tipo de operaciones y dicen "bueno, esto no es guerra. Estos son tipos que son patriotas, están, tú sabes, peleando en contra de la represión" (Lyndon LaRouche, en la videoconferencia del 6 de junio del 2014). [1]

Putin ataca las revoluciones de colores en conferencia en Moscú

Un artículo en Voice of Russia informa sobre el breve "saludo" del Presidente Vladimir Putin a la Conferencia sobre Seguridad en Moscú del 23 de mayo, lo que confirma de nuevo que la evaluación de Lyndon LaRouche de que en Rusia, el ataque a las "revoluciones de colores" es un política desde lo más alto, empezando con el propio Putin.

Según el artículo de Voice of Russia, Putin envió un mensaje escrito a la Conferencia sobre Seguridad en Moscú que fue leído por el Ministro de la Defensa, Sergei Shoigu, y en donde Putin denunció explícitamente por nombre a las "revoluciones de colores".

Putin dijo: "Es hora de parar los juegos geopolíticos... la inestabilidad global está aumentando y ha llegado el momento de dejar de tratar de imponerle los métodos y los valores de alguien a otros países".

"El proceso de desarrollo de un nuevo sistema policéntrico de relaciones internacionales está procediendo con gran dificultad y está acompañado de un aumento en la inestabilidad global. No hemos podido lograr grandes avances en la formación de un espacio unificado de paz, seguridad y estabilidad en Europa y en el Atlántico".

"Obviamente, los desafíos y amenazas modernas hacen necesario acabar con la lógica arcaica de juegos geopolíticos de suma cero, los intentos por forzar los métodos y valores de uno sobre otras poblaciones, incluyendo las revoluciones de colores".

China advierte sobre la "política de calle" seudo democrática

La agencia noticiosa oficial de China, Xinhua informa que el Diario del Pueblo, el periódico emblemático del Partido Comunista, publicó ayer un artículo importante, donde hace un llamado a la población a estar en guardia en contra de "la trampa de la democracia al estilo occidental".

El jefe de redacción, Mi Bohua, escribió: " 'Copiar la democracia estilo occidental probablemente llevaría al desastre' y la 'política de calle' usualmente lleva a perturbaciones internas e incluso a la guerra civil".

Reflejando las advertencias de Vladimir Putin y Lyndon LaRouche en relación a que las "revoluciones de colores" disfrazadas de democráticas constituyen una guerra agresiva, el artículo afirma: "Para Estados Unidos y otros países occidentales, cualquier cosa que concuerde con sus intereses y acepte sus manipulaciones, es democracia, en tanto que aquello que no encaje en sus normas no lo es... Algunos países en el occidente de Asia y el norte de África han caído en la locura de las democracias estilo occidentales, lo que llevó a una secesión irreparable y luchas internas interminables en vez de a la felicidad y la estabilidad. Países en el occidente de Asia y el Norte de África, Ucrania y Tailandia, que han experimentado protestas callejeras e incluso conflictos armados, se han extraviado en el camino equivocado de la democracia estilo occidental, es decir, la "política de calle".

"En la mayor parte de los casos, los Estados Unidos y algunas fuerzas occidentales se han visto involucradas en la política de calle en estos países, ya sea en primera plana o tras bambalinas".

El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela condena las "revoluciones de colores"

El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, denunció las "revoluciones de colores" en una conferencia de prensa en Moscú el 28 de mayo, después de reunirse con su homólogo ruso Sergei Lavrov, según informó RIA Novosti el 29 de mayo. "Hemos analizado y condenado todo este proceso de las llamadas revoluciones de colores, dirigidas desde el exterior, que intentan desestabilizar la situación en varios países, y minar su independencia y soberanía. Jaua dijo que Venezuela "ha sido blanco de la misma "revolución de colores, acompañada de acciones de grupos armados" responsables por la desestabilización de Ucrania.

Estrategas occidentales delinean el plan para un cambio de régimen en Rusia

Durante un panel de una conferencia de todo el día sobre "Reevaluando la promoción de la democracia en medio del auge del autoritarismo" en Freedom House en Washington D.C., el 9 de junio, el teórico político derechista Michael Mandelbaum coincidió en que los golpes de Estado en contra de gobiernos electos democráticamente pueden estar justificados y discutió planes para un cambio de régimen en Rusia mediante guerra económica y cultural.