EIIL captura Mosul; destaca el fracaso político de EU en Irak

14 de junio de 2014

14 de junio de 2014 — Los militantes del Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL) se apoderaron el 10 de junio de buena parte de Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, capturando rehenes y forzando una enorme ola de refugiados que huyeron de la ciudad. Según el diario Washington Post, los militantes capturaron las oficinas del gobierno de la provincia, dos prisiones, dos estaciones de televisión, diversas estaciones policiales, el banco central y el aeropuerto, una importante base militar que anteriormente sirvió de centro de las operaciones estadounidense en el norte de Irak. En el proceso, también capturaron una cantidad aún no determinada de armas y suministros militares, buena parte de estos proporcionados por Estados Unidos, cuando se colapsaron las fuerzas de seguridad iraquíes entrenadas por EU y abandonaron sus armas. También capturaron, según Russia Today, el consulado turco, tomando 49 personas como rehenes, entre ellos el cónsul general turco, junto con 31 conductores de camiones turcos. Esto obviamente es un problema real para Ankara, en donde el gobierno del Primer Ministro Erdogan ha estado apoyando las acciones de los hermanos del EIIL en Siria para derrocar al gobierno de Bahsar al-Assad.

RT también informa, al igual que otras fuentes noticiosas, que la ofensiva del EIIL está avanzando hacia el sur de Mosul, apoderándose de Tikrit, el pueblo natal del finado Saddam Hussein. Como lo ha destacado un observador, no había tal cosa como "al-Qaeda en Irak", que ahora tiene el nombre de EIIL, cuando Saddam Hussein gobernaba en Bagdad. Esto es totalmente producto de los ocho años de ocupación estadounidense en Irak y es el legado que le dejaron a los iraquíes las políticas de Bush, Cheney y Obama.

El Primer Ministro iraquí, Nouri al-Malaki, le hizo un llamado al parlamento para que declare el estado de emergencia, en medio de una crisis que se ha ido intensificando en los últimos meses, pero lo que es sorprendente de los acontecimientos de los últimos días es la rapidez sorprendente con la que el EIIL avanzó sobre Mosul, y es igualmente sorprendente el colapso de las fuerzas de seguridad iraquíes frente a la masacre.

"¿En donde ha podido algún grupo yijadista obtener este nivel de éxito en términos de control territorial y el funcionamiento de un estado real?" se preguntó Aymenn al-Tamimi, analista de los grupos extremistas sirios e iraquíes del Foro sobre el Medio Oriente con sede en Filadelfia. Le dijo al servicio noticioso McClatchy que ya no se podía considerar al EIIL como grupo insurgente, sino como un estado en sí, con sus fuerzas policiales, sistemas judiciales islámicos y la capacidad de proveer servicios como electricidad y recolección de basura. Como tal, es ahora mucho más poderoso que el "núcleo" de al-Qaeda con el que estuvo afiliado anteriormente. Las victorias del EIIL en Irak probablemente van a tener repercusiones en Siria, en donde ya controla la provincia oriental de Raqqa.