Prominente ruso acusa: "Su intención es destruir a Rusia"

14 de junio de 2014

14 de junio de 2014 — El diario sueco Svenska Dagbladet publicó el pasado 8 de junio un artículo con ese título, "¡Su intención es destruir Rusia!", donde destaca la entrevista con Sergei Markov, un ex parlamentario ruso y destacado analista de Moscú, quien fue uno de los representantes autorizados del Presidente Vladimir Putin durante su campaña electoral de 2012. La entrevista exclusiva con la periodista Anna-Lena Laurén se publicó en dicho diario sueco y también en el periódico finlandés en sueco Hutvudstadsbladet.

Markov le dijo al diario sueco que: "¡Se tiene que dejar simplemente de tratar a Rusia como si fuésemos algún tipo de gente inferior! Europa ve a los rusos hoy día, de la misma manera en que veían a los judíos por un tiempo. ¡Su meta es destruir a Rusia! Pero no lo van a conseguir. Napoleón trató de hacerlo. Hitler trató sin éxito. En vez de eso, van a destruir a Europa".

Markov le dijo a Laurén que "arrinconar a Rusia" puede tener graves consecuencias, y añadió que "el antisemitismo inició la Segunda Guerra Mundial, y la rusofobia podría iniciar la tercera. El problema principal es que la OTAN trata de iniciar conflictos artificiales. Ya no se necesita la OTAN. Ha perdido su razón de ser y por lo tanto anda buscando nuevas misiones. La OTAN es realmente una organización estadounidense. El presupuesto de defensa estadounidense es más grande que el del resto del mundo tomado en su conjunto. EUA se está armando a una velocidad feroz y más aún todavía, está creando ejércitos privados de mercenarios controlados por nadie, como Blackwater. Este hecho es sumamente peligroso".

Markov señaló el papel especial de los países de la región del Báltico en las operaciones contra Rusia: "Cinco o seis países están en la línea frontal de la rusofobia en Europa: Suecia, Polonia, los Estados bálticos y Finlandia. En el caso de Suecia y Polonia, la explicación es su de sus complejos de viejas superpotencias. En los casos de Lituania y Estonia, se han convertido en herramientas políticas. La rusofobia en Finlandia, sin embargo, es inexplicable. Finlandia solo se ha beneficiado económicamente del comercio con Rusia. Considerándolo todo, es Suecia y los Estados bálticos los que han influido en Finlandia". Markov advirtió que si Finlandia se unía a la OTAN, eso reduciría el nivel de seguridad en Europa.