La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos se alía con los fondos buitre en contra de Argentina

16 de junio de 2014

16 de junio de 2014 — En una decisión que fue redactada por el aristotélico idiota, juez Antonin Scalia, la Corte Suprema de Estados Unidos se alió con los sanguinarios fondos buitre, como el NML Capital, en su esfuerzo para utilizar a los tribunales de Estados Unidos para intervenir todos los movimientos financieros argentinos en todo el mundo, a fin de incautar los activos para cobrar los bonos impagos. Simultáneamente un tribunal menor emitió una resolución en la que dice que Argentina tiene que pagarle a NML Capital y a otros "tenedores de bonos" su libra de carne. Previamente Argentina había advertido que tal resolución podría llevar a una secesión de pagos total de su deuda.

Esto no es solo una ataque contra Argentina, está hecho como un mensaje para cualquier país del mundo que trate de ejercer los derechos soberanos de su población al bienestar general, y que incluso la vida está primero que el saqueo depredador basado en una deuda ilegítima y usurera.

La Presidente de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se dirigirá a la nación esta noche a este respecto. En un discurso que dio ayer en la sesión de clausura de la cumbre del Grupo de los 77 con China (G77+China) en Bolivia, antes de que la Corte Suprema diera a conocer su fallo, ella explicó cual es la verdadera situación con los fondos buitre:

"En esta suerte de anarcosindicalismo, de manejo de un pequeño grupo de financistas sobre el resto de la humanidad, un grupo al que se denomina 'fondos buitres' adquirió a precios irrisorios títulos de la deuda, si el valor era 100, pagaron 5 pesos o menos tal vez, financistas que ni siquiera tributan en Estados Unidos porque tienen domicilios fiscales en paraísos fiscales y que apenas representan, del porcentaje total de la deuda argentina, un 1 o 2 por ciento". Fernández explicó que estos fondos amenazan con bloquear el acceso de Argentina a los mercados de capital, "porque para nosotros, acceder al mercado de capitales con tasas del 14 o del 15 por ciento, es francamente usurario y prohibitivo".

"Y sin embargo, este pequeño grupo de fondos buitres, pone en peligro, no solo a Argentina, porque si fuera solo Argentina tal vez en este mundo poco importaría, un país allá perdido en el fondo del continente de América del Sur no debería importarles demasiado. Pero en realidad lo que se está poniendo en juego, es el sistema financiero internacional y el sistema económico internacional más que el sistema financiero", explicó la Presidente Fernández. "Porque a partir de lo que constituyó una verdadera reversión del capitalismo tradicional, en un capitalismo financiero, y la aparición de lo que se denominó los derivados financieros, se comenzó a generar o por lo menos a hacer creerle al mundo que se generaba dinero sin que este pasara por el circuito de la producción de bienes o servicios, algo que es imposible y genera obviamente ganancias siderales, pero también existencia de dinero ficticio".