Argentina: el asunto son los Estados nacionales soberanos

20 de junio de 2014

20 de junio de 2014 – El pasado viernes 19 en conferencia de prensa el jefe del Gabinete del Gobierno Nacional de Argentina, Jorge Capitanich, anunció que la decisión del 18 de junio del Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito de EU, levantando la medida cautelar en contra del fallo del 2013 del juez federal Thomas Griesa, de que Argentina tenía que pagar $13 mil millones a los fondos buitres especuladores, "hace imposible" para Argentina pagar el 30 de junio $900 millones a los acreedores que tienen bonos reestructurados de la deuda de la nación.

Capitanich afirmó que el gobierno no puede pagarle a los tenedores de los bonos de la deuda reestructurada y también pagarle a los buitres, como lo dicta el fallo de Griesa. Dijo que la Casa Rosada "entiende que si el próximo 30 de junio le abona a los acreedores reestructurados su parte, en simultáneo tendrá que pagar la totalidad de lo reclamado por los fondos buitres (7% de los acreedores). Todo significaría.... por lo menos unos $15 mil millones de dólares" con lo que Griesa recompensó a los fondos buitres NML Capital y Aurelius Capital Management.

Como lo han subrayado Capitanich y la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el tema fundamental aquí es el derecho de un Estado Nacional soberano a decidir sus asuntos de acuerdo con sus intereses nacionales y el bienestar de su población.

Ejecutar la orden de Greisa, "llevaría a pulverizar el proceso de reestructuración más exitoso de la humanidad, por el nivel de quita logrado, sin participación del Fondo Monetario Internacional y por haber marcado un sendero de crear capacidad de pago con crecimiento", dijo. Argentina, agregó, "mantiene su voluntad de pago en el marco del ejercicio de las responsabilidades emanadas de un país soberano con una Constitución Nacional, con un Gobierno y con leyes que reglamentan su ejercicio".

Como se pone en evidencia de su brutal guerra financiera en contra de Argentina, así como también en contra de Rusia, China y sus aliados, cualquier afirmación sobre la supremacía de los Estados Nacionales soberanos, principio fundamental del sistema de Wesfalia, es un anatema para el imperio británico. Está comprometido a destruir a estas naciones, así tenga que hacer estallar el mundo en el proceso.

En medio de los escenarios desplegados por los medios y las predicciones de que Argentina va a "llegar a un acuerdo" con los depredadores financieros, Capitanich negó los informes de que el gobierno vaya a enviar una delegación a Nueva York la próxima semana para negociar con los buitres. El juez Griesa amenazó a Argentina con que no se atreva a cambiar de jurisdicción para el pago de los acreedores a Argentina en vez de Nueva York, un plan que el Ministro de Finanzas Kicillof anunció el 17 de junio. Pero un alto funcionario del gobierno citado por Ambito.com el 19 de junio, dijo que dicho cambio de jurisdicción "no se descarta del todo". Capitanich le dijo a los reporteros: "Vamos a utilizar todas las estrategias que sean convenientes para defender el interés nacional. Es lo que podemos decir en aras de la prudencia y lo que eso significa desde el punto de vista de la acción".