El discurso de Obama sobre Iraq no descarta una acción militar ni promete someterla antes al Congreso para su votación

21 de junio de 2014

20 de junio de 2014 –- Obama no descartó acciones militares en contra de Iraq, ni prometió someter a votación ante el Congreso ninguna acción militar, durante su discurso televisado del jueves 19. Es necesario enjuiciar políticamente a Obama antes de que sea demasiado tarde.

Obama prometió "crear centros de operaciones conjuntas en Bagdad y el norte de Iraq para compartir inteligencia y coordinar la planificación para hacerle frente a la amenaza terrorista del EIIL (Estado Islámico de Iraq y el Levante)... A través de nuestra embajada hemos ofrecido asesores, y estamos preparados para enviar un número pequeño de asesores militares adicionales, hasta 300, para evaluar cómo podemos entrenar mejor, asesorar y apoyar a las fuerzas de seguridad iraquíes en un futuro" (¿alguien dijo 'Vietnam'?).

Obama dijo que "en los últimos días, hemos colocado piezas militares adicionales de EU en la región. Debido al mejoramiento de nuestros recursos de inteligencia, estamos desarrollando más información sobre los objetivos potenciales asociados con el EIIL, y en el futuro, estaremos preparados para emprender acciones militares selectivas y precisas si es que determináramos o cuando determináramos que la situación en el terreno así lo requiere" (énfasis añadido).

El 17 de junio, el periódico de Washington DC, The Hill y otros medios informativos informaron que Obama dijo, "yo no necesito la aprobación del Congreso para actuar", a pesar de que la Constitución requiere que el Presidenta la obtenga. En su declaración hoy a la prensa, Obama solo afirmó que "vamos a estar preparados para emprender acciones militares selectivas y precisas si es que determináramos o cuando determináramos que la situación en el terreno lo requiere. Si lo hacemos, yo voy a consultar de cerca al Congreso y a los dirigentes de Iraq y la región".

Las fotos de la reunión del 17 de junio de Obama con los dirigentes del Congreso mostrándose amigueros y rastreros —los dirigentes de la Cámara de Representantes, la demócrata Pelosi, y el republicano Boehner, así como los líderes del Senado, el republicano McConnell y el demócrata Reid— muestra qué tan inútiles van a ser esas "consultas". La Constitución requiere que el Congreso lo apruebe por votación, como lo pusiera de relieve el 3 de enero del 2013 el congresista Walter Jones (republicano de Carolina del Norte) en la H. Resolución Concurrente 3, en donde se establece que "el uso de una fuerza militar ofensiva por parte del Presidente sin una autorización previa y clara mediante Ley del Congreso viola los poderes exclusivos del Congreso para declarar la guerra de acuerdo con el Artículo 1, Sección 8, cláusula 11 de la Constitución y por lo tanto constituye un delito y falta grave que merece una juicio político, bajo el Artículo II, Sección 4 de la Constitución". La constitución requiere que el Congreso apruebe el uso de la fuerza militar mediante una votación, no ser consultado al respecto. Ha llegado el momento de garantizar un mundo sin guerra con el enjuiciamiento político de Obama.