Presidenta de Argentina responde al fallo de la Corte Suprema de EU sobre los fondos buitre: No nos doblegaremos ...

18 de junio de 2014

Presidenta de Argentina responde al fallo de la Corte Suprema de EU sobre los fondos buitre: No nos doblegaremos ante la extorsión

18 de junio de 2014 –- En un discurso televisado a nivel nacional este lunes 16 de junio, la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, advirtió de manera tajante que su gobierno no se va a doblegar ante la "extorsión" que representa la decisión tomada ese día en la mañana por la Corte Suprema de Estados Unidos, en la que se negó a escuchar la apelación hecha por Argentina respecto al fallo de un tribunal menor que ordenó que su gobierno debe pagar $1,300 millones de dólares a los fondos buitres depredadores NML Capital y Aurelius Capital.

Estos llamados "holdouts" (los acreedores que se negaron a participar en la oferta de renegociación del gobierno) especularon con la deuda diferida en el 2008, sacaron ganancias obscenas, y se negaron a participar en la restructuración de la deuda que hizo el gobierno en el 2005 y el 2010, exigiendo en cambio que los bonos impagos les fuesen pagados de acuerdo a su valor total, mismos que ellos habían comprado a centavos de dólar.

Entendiendo que los financistas imperiales le declararon la guerra a su nación, con el propósito de eliminarla del mapa –-y a cualquier otro país que se atreva a defender su soberanía— la Presidente de Argentina fijó posición. "Ningún Presidente de una nación soberana [puede] someter a su país y a su pueblo a una extorsión semejante", advirtió. En términos nacionales, Fernández dijo, que la Suprema Corte premió a los especuladores financieros, que representan solo un 1% de los acreedores de Argentina, contra un 93% que está participando en la restructuración de la deuda, con el propósito de hacer que las reestructuraciones se caigan "como un castillo de naipes y con el, obviamente, la República Argentina".

Pero como ella señaló correctamente, la decisión de la Corte también tendrá implicaciones internacionales, ante el telón de fondo de una situación global que se empeora. "El fallo no me sorprendió, yo esperaba este fallo... porque esto no es un problema económico, no es un problema financiero, no es un problema jurídico ni legal", dijo. La Corte Suprema "ha convalidado una forma de dominación mundial financiera de derivados para arrodillar a los pueblos". Si este modelo económico global continuá actuando sin obstáculos, advirtió ella, éste "producirá tragedias inimaginables", ya que se alimenta con "la sangre, con el hambre o la exclusión de millones de jóvenes a lo largo y a lo ancho del mundo que carecen de trabajo y de educación".

Su gobierno negoció de modo responsable, le ha pagado a sus acreedores, y lo seguirá haciendo, dijo Fernández. "Pero no queremos ser cómplices de esta forma de hacer negocios, por no calificarlo de otra manera que algunos quieren instalarla en el mundo".

Bajo estas condiciones de guerra económica, Argentina está sopesando las opciones para su defensa. A este respecto muy significativas son las relaciones económicas, científicas, y comerciales, que ha construido Fernández en los años recientes con Rusia y China, como también con las otras naciones del BRICS (el bloque integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que han mostrado ser socios más confiables que Estados Unidos o Europa occidental. La invitación que le hizo Vladimir Putin, Presidente de Rusia a Fernández, para que asista el 15 de julio a la cumbre del BRICS, en Fortaleza, Brasil, es señal de que estas relaciones se están fortaleciendo.