Conferencia del Instituto Schiller moviliza para crear un "mundo sin guerra"

18 de junio de 2014

18 de junio de 2014 — El Instituto Schiller, la organización internacional que promueve el desarrollo económico y cultural, fundada por Helga Zepp-LaRouche, celebró su 30 aniversario en la ciudad de Nueva York el pasado domingo 15 de junio, con una magna conferencia titulada "Es hora de crear un mundo sin guerra". Más de 300 personas asistentes escucharon una amplia variedad de ponencias que abordaron la necesidad urgente de que Estados Unidos retorne a su tradición constitucional, a fin de que pueda unirse a la alianza euroasiática por el desarrollo que ahora surge, y de este modo poner fin a la amenaza de una inminente guerra termonuclear entre occidente contra Rusia y China, organizada por el imperio británico.

Al concluir su discurso inaugural, Zepp-LaRouche señaló: "No puedo darle a nadie la garantía de que estaremos aquí en un par de semanas o días, porque esto es muy, muy peligroso. Pero no obstante, les puedo decir que yo nunca pierdo mi profundo optimismo en el verdadero carácter del ser humano, y creo que Leibniz estaba absolutamente correcto cuando decía que un gran mal también pude hacer que salga en los seres humanos un gran deseo y poder por el bien. Y por lo tanto, después de 30 años del Instituto Schiller, todavía creo que ¡ahora viene el momento de Schiller!"

"Ahora viene el momento de Schiller" fue la bandera y el tema de la fundación del Instituto Schiller en Arlington, Virginia, durante la celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos, el 4 de julio de 1984. En esa ocasión representantes de 50 naciones marcharon en la sala detrás de sus banderas, y empeñaron su apoyo a una era renovada de cooperación entre los Estados nacionales soberanos, en base a sus más altos logros culturales. Aunque originalmente se enfocó en elevar las relaciones germano-estadounidenses en torno al renacimiento de la cultura clásica en ambas naciones, el Instituto Schiller se convirtió rápidamente en una institución mundial y ha realizado una campaña infatigable por el desarrollo económico global y por la realización de la aseveración del poeta alemán, Federico Schiller, de que "es mediante la belleza que se llega hacia la libertad".

Treinta años después, el resultado de las campañas del Instituto, que han puesto de relieve en especial los planes de desarrollo económico de Lyndon LaRouche, ha contribuido a resultados palpables, en particular en la región euroasiática de Rusia y China. Esta realidad se refleja en el empeño que tienen actualmente estas naciones por concretar el concepto del Puente Terrestre Euroasiático mediante el desarrollo basado en la tecnología más avanzada, con un acento prominente en el desarrollo de la energía de fusión termonuclear y la exploración espacial. El papel prominente del Instituto en Eurasia se hizo patente en la conferencia del 30 Aniversario, en el mensaje que enviaron, entre otros, Sergei Glazyev, asesor del Presidente Vladimir Putin, y en la ponencia que presentó el coronel (r) Bao Shixui, de la Academia Militar China, sobre el programa chino de la Nueva Ruta de la Seda.

No obstante, Europa sigue todavía en gran medida bajo el control dictatorial del imperio financiero británico, y Estados Unidos se ha corrompido tanto y ha sido tan controlado por el imperialismo británico, en especial bajo las recientes Presidencias de Cheney-Bush y de Barack Obama, que la mayor parte del mundo lo ve como la reencarnación asesina del propio imperio romano.

De ahí la importancia de la conferencia del Instituto Schiller en este momento, la cual se congregó en el Salón Merkin del Centro Lincoln de Nueva York. En el panel de la tarde dio la ponencia central la ex candidata al Senado por Texas, Kesha Rogers, quien afirmó que hay "un Estados Unidos de verdad", una ciudadanía estadounidense ávida por restaurar Estados Unidos a su misión histórica de liderazgo mundial como lo definieron los próceres fundadores, Abraham Lincoln, y más recientemente, Franklin Roosevelt y John F. Kennedy. Ese "Estados Unidos de verdad" se debe levantar ya para recuperar la nación y reinstituir las medidas constitucionales que entierren para siempre el control del imperio británico sobre la nación, y pongan a Estados Unidos en la ruta del progreso, en unión con las naciones de Eurasia para construir un mundo sin guerra.

En efecto, como se refleja en los mensajes internacionales del más alto nivel, importantes círculos políticos de todo el mundo buscan a las fuerzas aliadas con el Instituto Schiller en Estados Unidos para realizar los cambios necesarios para impedir una guerra. Esos mensajes, y eventualmente todas las ponencias de la conferencia, se pueden ver en el sitio electrónico del Instituto Schiller, tanto en video como impresos, www.schillerinstitute.org.

Como parte integral de la conferencia hubo varias ofrendas musicales y concluyó con un concierto clásico con música de J.S. Bach, Wolfgang Amadeus Mozart y Johannes Brahms. Zepp-LaRouche hizo una presentación de la obra de Brahms, Nanie, antes de la interpretación que hizo el coro y orquesta del Instituto Schiller, para transmitir al público una idea del modo en que la poesía clásica eleva el alma, que le aporta una fuente de poder para actuar por la humanidad y por la verdad. La cultura clásica no solo es hermosa, sino necesaria, explicó, y subrayó que esto ha sido siempre un principio guía del Instituto Schiller.

Además de los ponentes antes mencionados, participaron también, en orden de aparición: el ex Procurador General de Estados Unidos, Ramsey Clark; el ex analista de la CIA y ahora activista contra la guerra, Ray McGovern; el periodista investigador, Wayne Madsen; Eric Larsen, profesor emérito del Colegio John Jay College de Justicia Penal, de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY); el director de orquesta Anthony Morss; la representante de la Legislatura del estado de Maine, Andrea Boland; y Michael Billington de EIR.

Así mismo, se presentaron mensajes grabados en video de Terry Strada, quien copreside una organización de víctimas del 11-S, que se llama "Comité de Acción por la Justicia contra los Estados patrocinadores del terrorismo"; del congresista republicano de Carolina del Norte, Walter Jones; y de la economista y escritora Nomi Prins. También se leyó un mensaje escrito que envió el senador republicano de la legislatura estatal de Virginia, Richard Black.

Finalmente, también se leyeron mensajes de saludos que enviaron el presidente de la Asociación Internacional de Maquinistas y Trabajadores Aeroespaciales, Thomas Buffenbarger; del ex alcalde de Boston y ex embajador de Estados Unidos en el Vaticano, Ray Flynn; del prominente economista e industrialista japonés, Daisuke Kotegawa; y de la dirigente política ucraniana y economista prominente, Natalia Vitrenko.