LaRouche: Las revelaciones de Hillary Clinton sobre Bengasi significan que Obama debe ser enjuiciado, ¡inmediatamente!

25 de junio de 2014

24 de junio de 2014 — Lyndon LaRouche exigió hoy que la Cámara de Representantes de Estados Unidos inicie de inmediato el procedimiento de juicio político en contra del Presidente Barack Obama, con base en el relato de primera mano que hizo Hillary Clinton sobre el mentiroso encubrimiento del Presidente sobre los ataques terroristas en Bengasi, Libia, el 11 de septiembre de 2012, en los cuales fueron asesinados a sangre fría el embajador estadounidense Christopher Stevens y otros tres funcionarios estadounidenses por elementos de la organización terrorista afiliada a Al-Qaeda, Ansar al-Sharia.

Las revelaciones de Hillary Clinton se encuentran en el libro recién publicado de Edwar Klein, titulado Blood Feud (Disputa mortal), publicado por Regnery Publishing, Washington, DC, 2014. Según la reseña de Klein, que se la proporcionó un abogado y asistente cercano de Hillary Clinton, a las 10pm de la noche del 11 de septiembre de 2012, luego de que Clinton había recibido informes detallados de los ataques terroristas en Bengasi y que sabía que el grupo Ansar al-Sharia afiliado a Al Qaeda había lanzado un asalto fuertemente armado y premeditado, ella recibió una llamada telefónica personal del Presidente Obama, para ordenarle que emitiera una declaración falsa diciendo que el ataque había sido una manifestación espontánea de protesta por un video que difamaba al profeta Mahoma.

Luego de manifestarle al Presidente que había inteligencia clara de que el asalto fue un ataque de venganza de Al-Qaeda, en el aniversario del primer ataque del 11 de septiembre de 2001, Obama insistió y le exigió a la Secretaria de Estado Hillary Clinton que emitiera de inmediato la declaración falsa de Obama al pueblo estadounidense y al mundo entero. Tanto Hillary Clinton como el ex Presidente Bill Clinton llegaron a la conclusión de que el Presidente Obama ordenó que se emitiera la versión falsa, por el temor de que se pusiera en peligro su reelección si se hiciera pública la verdad sobre el ataque en Bengasi. A las 10:30pm, la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, por órdenes del Presidente Obama, emitió la versión falsa.

LaRouchePAC ha confirmado de dos fuentes sumamente calificadas, incluyendo a una con conocimiento de primera mano sobre los acontecimientos del 11 de septiembre de 2012, que el relato de Klein sobre la llamada telefónica entre el Presidente y la Secretaria Clinton es exacto.

Con base en esta sólida corroboración del relato de Clinton, Lyndon LaRouche exigió hoy que se entable el juicio político de inmediato al Presidente Obama por mentirle al pueblo estadounidense y por encubrir uno de los crímenes más atroces contra funcionarios estadounidenses desde el los primeros ataques del 11 de septiembre de 2001. "Obama mintió para encubrir los asesinatos de cuatro funcionarios estadounidenses y eso lo hace cómplice después del hecho de esos asesinatos", declaró LaRouche. "El Presidente mintió. Él no es apto para ser Presidente y debe ser llevado a juicio político de inmediato".

Las revelaciones de Hillary Clinton ponen al Presidente Obama en persona en medio de las mentiras y encubrimientos. Ya no hay ninguna duda sobre la complicidad del Presidente en el encubrimiento. "Hillary Clinton ha confirmado que el Presidente mintió. El Presidente ya no puede negar su propio papel personal en la mentira al pueblo estadounidense", declaró LaRouche. "Ahora debe actuar el Congreso. La Comisión Selecta de la Cámara de Representantes sobre Bengasi, no tiene más alternativa que iniciar de inmediato el procedimiento de juicio político contra el Presidente Obama. No es momento para oportunismos partidistas. A menos que se someta de inmediato al Presidente Obama a los estatutos de enjuiciamiento político, se echarán por tierra los cimientos mismos de nuestra república constitucional. El Presidente Obama ya no tiene donde esconderse. Todo patriota estadounidense se debe levantar y hacer responsable al Congreso por el enjuiciamiento inmediato del Presidente".