Rusia e Irán en pláticas finales para construir dos nuevas plantas nucleares y desaladoras en el Golfo Pérsico

26 de junio de 2014

26 de junio de 2014 -– El pasado martes 23 concluyó el segundo día de conversaciones en Teherán, Irán, entre los representantes de energía atómica de Irán y de Rusia, para establecer los términos del protocolo final para la construcción de dos reactores, con dos unidades desalinizadoras del agua de mar, que se contempla construir en el Golfo Pérsico a partir del 20 de marzo del 2015. Las reuniones estuvieron encabezadas por Nikolai Spassky, director del Departamento de Asuntos Internacionales de la Corporación de Energía Atómica Estatal Rosatom, y Behrouz Kamalvandi, vocero de la Organización de Energía Atómica de Irán (AEOI).

Los reactores van a ser de por lo menos 1,000 MW cada uno y van a contar con una unidad desaladora cada cual. Van a estar localizadas en la provincia sureña de Bushehr, en donde ahora se localiza el reactor nuclear Bushehr, que, según recordarán, originalmente estaba planeado (por allá por 1977) para que tuviera capacidad de desalinizar agua de mar. Pero esto nunca se concretó debido a los años de conflicto que siguieron.

Este acuerdo ruso-iraní es uno entre muy pocos, si bien decisivos y especiales, de este tipo de compromisos en los últimos tiempos, en donde Rusia, China, India y Corea del Sur están a la cabeza de iniciativas de electricidad por medios nucleares y desalinización de agua, en varios puntos en el Medio Oriente y Norte de África y en diversos lugares en Asia. También cabe destacar que Argentina está promoviendo su reactor CAREM para estos propósitos y posiblemente su exportación.

El lunes 23 Kamalvandi subrayó que ninguna nación en la región debe preocuparse por las nuevas plantas de Irán. Citó varios proyectos en la región: los Emiratos Árabes Unidos están construyendo cuatro plantas nucleares, Turquía tiene planeadas otras ocho plantas nuevas. E incluso hasta Arabia Saudita ha expresado interés. Todo esto, dijo Kamalvandi, "muestra que la región necesita este tipo de energía".

Kamalvandi dijo que a finales de agosto o principios de septiembre se firmará el protocolo de cooperación final firmado entre Irán y Rusia cuando el director de la Organización de Energía Atómica Ali Akbar Salehi vaya a hacerlo personalmente.