G77 + China invitan a Argentina a que hable ante la ONU sobre el asalto de los fondos buitres a su soberanía

26 de junio de 2014

26 de junio de 2014 — El Presidente del G-77+China, el embajador de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorenti Solís, le hizo una invitación formal al Ministro de Finanzas de Argentina, Axel Kicillof, para que hablara ante la sesión plenaria del grupo que se llevó a cabo el 25 de junio en la sede de las Naciones Unidas, para discutir sobre la reestructuración de la deuda soberana de Argentina, los recientes fallos de tribunales extranjeros en contra de ésta y la respuesta de Argentina. Kicillof estuvo acompañado del Ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman.

Este despliegue de apoyo internacional a Argentina también se puso de manifiesto en la cumbre que realizó el G-77 en Bolivia el 14 de junio, en donde se denunció a los fondos buitres por paralizar la reestructuración de la deuda soberana de la naciones en desarrollo y los esfuerzos por "privar a los Estados de su derecho a proteger a sus poblaciones de acuerdo con el derecho internacional". Kicillof discutió con los representantes del G-77 cómo los fallos de los tribunales estadounidenses que favorecen a los fondos buitres podrían afectar la reestructuración de la deuda soberana de otras naciones, así como también al sistema financiero global, según el comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.

Bolivia, que preside actualmente temporalmente el G-77, ha defendido abiertamente a la Argentina. El presidente boliviano Evo Morales, declaró desde La Paz el 23 de junio que "rechazamos cualquier decisión de cortes extranjeras que atenten contra la soberanía de nuestros pueblos", y comparó las acciones del tribunal de Nueva York y la Corte Suprema de Estados Unidos en contra de Argentina con "prácticamente un asalto". Cualquier agresión en contra de Argentina dijo "es una agresión contra el pueblo boliviano, contra toda América Latina, especialmente a los países en un proceso de liberación política, social, cultural y económico-financiera".

También hubo manifestaciones de apoyo a Argentina de parte de la Unión de Naciones de América del Sur (UNASUR), cuyo Consejo de Jefes de Estado dio a conocer una declaración hoy, en donde rechazan "el comportamiento de agentes especulativos que ponen en riesgo los cuerdos alcanzados entre deudores y acreedores", y respaldando la posición de Argentina "en la reestructuración de su deuda soberana", UNASUR apoya plenamente "una solución que no comprometa el amplio proceso de reestructuración de su deuda soberana".

Mientras tanto el juez estilo buitre Thomas Griesa, no ha respondido a la solicitud de Argentina que reinstituya la suspensión con la que se prohibiría que se ejecute la orden de que Argentina pague $1,300 millones a los depredadores financieros. Lo único que se ha hecho es designar a un "Perito Judicial", el abogado de Nueva York Daniel Pollack, para que presida las negociaciones entre los abogados de ambas partes. Aunque Pollack ha dicho que el ya está a cargo del caso arreglando las negociaciones, el Jefe de Gabinete de Argentina, Jorge Capitanich, anunció esta mañana que no va a haber ninguna comunicación con Pollack hasta que Griesa responda a la solicitud del gobierno de la restitución de la suspensión. Los abogados del fondo buitre NML Capital, propiedad del multimilmillonario Paul Singer, exigen, naturalmente, que Griesa le niegue a Argentina su solicitud de suspensión.