Die Welt denuncia documento de expropiación del FMI

28 de junio de 2014

28 de junio de 2014 – El periódico alemán Die Welt informó el martes 25 de junio sobre un documento publicado el 22 de junio por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en donde de nuevo el FMI pide utilizar las políticas de los llamados "rescates internos" ('bail-ins') —el procedimiento de reorganización bancaria que consiste en la incautación del dinero de los ahorristas para resolver el problema de los bancos con las deudas soberanas impagables. "El FMI planea una nueva ronda de expropiaciones a los ahorristas"dice el encabezado del Die Welt. La reseña empieza: "Un plan del Fondo Monetario Internacional prevé que en un futuro las reducciones de la deuda se van a implementar de modo más radical y rápido. Los afectados serán, sobre todo, los propietarios de pólizas de seguro de vida o fondos [de pensiones]".

Aunque el periódico se muestra demasiado confiado en que el plan publicado por el FMI "va a ser un marco de referencia cuando golpee la próxima crisis de la deuda en la próxima década", sí aclara cual es el núcleo de este último plan de rescate interno del FMI. "El FMI presenta en este plan, la forma en que se manejará la crisis de la deuda en el futuro. Su enunciado fundamental es que se van a tomar acciones más flexibles. Eso suena bien en un principio. Pero tiene la consecuencia específica de que en el futuro, se va a recurrir más rápidamente a los acreedores y se les va a forzar a renunciar a sus reclamaciones. Sin embargo, en Europa, estos acreedores son básicamente tenedores de pólizas de seguros de vida u otras formas de pensiones para el retiro".

Die Welt deja en claro que el plan del FMI no se trata solamente de una "reestructuración normal de la deuda" como en el pasado. "En alemán lo decimos así: si un país solo puede atraer dinero de los inversionistas mediante tasas de interés horrorosas, y apenas puede con dificultades sostener el estatus de su deuda, entonces se debe expropiar parcialmente a los viejos acreedores. El método de preferencia sería aquí, primero, una extensión obligatoria del término de los préstamos, cuyo valor nominal, y por lo tanto la cantidad del reclamo y las tasas de interés, normalmente no se reducirían. Sin embargo, esto no se puede descartar. Y solo si se hace, el FMI estará dispuesto a proporcionar ayuda financiera en un futuro".

"Es también interesante un pasaje del documento del FMI, en donde dice que el peligro de contagio constantemente agravado de que se pudiera extender una reducción de la deuda en un país, en el futuro ya no va a ser un argumento válido si se ha determinado que las condiciones de la deuda de un país al parecer es ya insostenible. Este argumento, el que otros países pudieran resultar contagiados, evitó la reestructuración de la deuda de Grecia por mucho tiempo".

Die Welt de manera bastante patética aconseja a los "ahorristas" que se salven invirtiendo en deuda de las corporaciones, que se supone enfrentan "obstáculos mayores" para los rescates internos de sus acreedores; aunque admite que es poco lo que los ahorristas pueden hacer sobre las intenciones del FMI de expropiar los activos en donde están invertidos sus fondos de pensiones y sus seguros de vida.