Corte Suprema dictamina que Obama "carecía de autoridad constitucional" para hacer los nombramientos durante receso

28 de junio de 2014

28 de junio de 2014 — La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, falló el pasado jueves 26, con relación a los "nombramientos durante el receso del Congreso" que hizo el Presidente Obama en enero del 2012 de tres de los cinco miembros de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (JNRL), que el Presidente "carecía de la autoridad" para hacerlo.

Enfrentado al problema de que los republicanos en el Senado bloqueaban muchos de sus nombramientos a tribunales federales y funcionarios de agencias federales, Obama recurrió al mecanismo presidencial de hacer nombramientos mientras el Senado levanta sesiones por un fin de semana largo, bajo la teoría de que si se ausentaban de Washington esto hacía que entrara en vigor la disposición de nombramientos durante receso previstos en la Constitución. Esta disposición no requiere que el Senado los confirme, porque los nombramientos duran hasta que termine la sesión anual en vigor del Congreso. Sin embargo, el Senado había sostenido en diciembre pasado, sesiones pro forma de unos pocos miembros los martes y viernes mientras el resto se iba a sus lugares de orígenes, para dejar por sentado que el Senado no estaba en receso sino que seguía sesionando.

Sin embargo, Obama declaró que él sabía cuando el Senado estaba en sesiones y cuando no, y procedió a hacer sus nombramientos en consecuencia, incluyendo los tres miembros de la junta de la JNRL.

[Por el contrario, la Constitución establece que "cada Cámara puede determinar los reglamentos de sus procedimientos", es decir, no están sujetos a la rama Ejecutiva]

Una compañía llamada Noel Canning desafió el fallo en su contra ante el Tribunal de Apelaciones de Circuito del Distrito de Columbia. La compañía alegó que no había habido un quórum legal en la votación de los miembros del JNRL, porque tres de los cinco cargos estaban legalmente vacantes, por haber sido nombrados por el Presidente Obama con varios días de diferencia entre sesiones pro forma. El tribunal de DC falló en contra de la validez de los fallos del JNRL en contra de Noel Canning. La JNRL apeló a la Corte Suprema, que de igual manera falló en contra de la agencia hoy, pero por razones ligeramente diferentes. Un resumen extenso del caso por parte del secretario del Tribunal ("Syllabus") afirmó que el problema era que:

"Los Fundadores pretendían que la norma fuera el método de nombramientos existente en el Artículo II, sección 2, cl. 2, que requiere que el Senado apruebe los nombramientos presidenciales, al menos para los funcionarios principales. La Cláusula de Nombramientos durante el Receso refleja la tensión entre la necesidad continua del Presidente de 'ayuda de subordinados' y la temprana práctica del Senado de solo reunirse por una única sesión breve cada año. La Cláusula debe interpretarse como que le concede al Presidente el poder de hacer nombramientos durante un receso pero no le ofrece la autoridad al Presidente para evadir rutinariamente la necesidad de confirmación por parte del Senado".

Después de un examen histórico sobre cómo se ha utilizado la Cláusula de Nombramientos durante el Receso y su entendimiento por parte de las ramas Ejecutivas y Legislativas durante la historia de la República, el Syllabus informa que la Corte encontró que "Para los propósitos de la Cláusula de Nombramientos durante el Receso, el Senado está en sesiones cuando dice que lo está".

El Syllabus afirma en conclusión, que la Corte ha sentenciado que "Debido a que el Senado estaba en sesiones durante sus sesiones pro forma, el Presidente hizo los nombramientos en cuestión durante un receso de tres días. Tres días es un tiempo muy corto para que encaje el receso dentro del alcance de la Cláusula, así que el Presidente carece de la autoridad para hacer estos nombramientos". La opinión mayoritaria real de la Corte (dictaminada por el magistrado Breyer, a quien se unieron los magistrados Kennedy, Ginsburg, Sotomayor y Kagan) dice más enfáticamente que "nosotros concluímos que la Cláusula de Nombramientos durante el Receso no le da al Presidente la autoridad constitucional de hacer los nombramientos aquí en cuestión".

El magistrado Scalia presentó una opinión concurrente (mostrando su acuerdo con la parte ganadora, aunque por las razones que dio el Tribunal de Apelaciones), junto con los magistrados Roberts, Thomas y Alito.