Argentina: Obama es responsable de las consecuencias de las decisiones de la Corte de EU

27 de junio de 2014

27 de junio de 2014 — En un comunicado de prensa redactado de manera tajante dado a conocer esta tarde bajo el título "Argentina paga" y que el Ministro de Finanzas, Axel Kicillof, leyó a los medios informativos, la Presidencia de Argentina arrojó el guante de su batalla en contra de los depredadores financieros del imperio. Apunta directamente al gobierno de Obama de ser la parte directamente responsable por las consecuencias "de las decisiones de su poder judicial", tanto del juez federal Thomas Griesa como de la Corte Suprema de EU, y golpea al Presidente estadounidense en un momento en que su cabeza está en la picota.

Argentina se mantiene firme en el tema de la soberanía nacional, y ha afirmado inequívocamente que un minúsculo grupo de especuladores financieros no puede "fulminar el esfuerzo colectivo de la nación y del pueblo argentino para honrar sus compromisos". El intento absurdo del juez Griesa por orillar a Argentina a un "incumplimiento técnico" no es más que "solo un modo sofisticado de intentar ponernos de rodillas ante usureros de carácter global", advierte. También implica que está preparada para emprender acciones legales en el futuro, aunque no se anunció nada específicamente. Al momento en que se leía el anuncio, el juez Griesa aún no había respondido a la solicitud de Argentina de una suspensión de su fallo inicial estableciendo que el gobierno tenía que darle "trato igual" a los buitres y a los tenedores de bonos de la deuda reestructurada, pero si lo hizo una hora después de que se dio a conocer el comunicado, negando la suspensión con solo una frase: "no es apropiada".

La Presidencia ha desafiado directamente el fallo desquiciado de Griesa al anunciar que han procedido a pagar los $832 millones de dólares que se vencen el 30 de junio a los tenedores de bonos de la deuda reestructurada, incluyendo depósitos que totalizan $539 millones en cuentas del Banco Central argentino en el Banco de Nueva York-Mellon; el fideicomiso para el pago de sus tenedores de bonos es BONY. La decisión se hizo mediante una "decisión soberana de la República de Argentina" dice el comunicado de prensa, ratificando su firme y resoluta voluntad porque "la República Argentina cumplirá con sus obligaciones, pagará su deuda, honrará sus compromisos como lo viene haciendo para terminar con el artilugio de considerar una decisión judicial absurda con efectos sistémicos a nivel internacional, como un 'default técnico' ".

El multimilmillonario Paul Singer, dueño del fondo buitre NML, inmediatamente se puso histérico, exigiéndole al juez Griesa que declarara a Argentina en desacato de la corte por tratar de pagarle a los tenedores de bonos, pero no a los buitres. Griesa convocó a una reunión con los abogados de ambas partes para las 10:00am del 27 de junio.

El comunicado de Argentina no solo afirma que Estados Unidos —es decir, el Presidente de EU— carga con "la responsabilidad internacional que le cabe por las decisiones de su poder judicial, al agente fiduciario, a las entidades financieras involucradas, a los litigantes, y al mismo juez Thomas Griesa"; sino que también le recuerda a Obama que el fallo del tribunal de Griesa "vulnera el principio de inmunidad soberana vigente en ese país (EU) como norma de jerarquía institucional superior e interpreta además en forma antojadiza y absurda el principio de 'pari passu' ".

"Acatar una sentencia no puede exigir el incumplimiento de las obligaciones asumidas" por Argentina, advierte la Presidencia.