Multitud de niños inmigrantes, parte de un asalto coordinado de una "nueva era de tinieblas"

9 de julio de 2014

9 de julio de 2014 — Miles de niños centroamericanos no llegan hasta la frontera sur de Estados Unidos por sí solos. Los traficantes de personas que los transportan hasta la frontera, que le dicen a sus familias que van a poder quedarse en Estados Unidos, forman parte de las mismas redes del crimen organizado que trafican drogas, armas y esclavos sexuales. Este es el mismo aparato de Narcotráfico SA del imperio británico. Cualquiera que responda a esta crisis con un reflejo condicionado en contra de los inmigrantes —como las explosiones racistas que tanto les gusta reportar a Drudge y otros portales electrónicos— no entiende nada y le hace el juego totalmente al imperio británico.

Reuters informa que de octubre pasado a la fecha se han detenido a más de 52,000 niños solos de Guatemala, El Salvador y Honduras tratando de cruzar la frontera con Estados Unidos, lo que duplica la cantidad comparada con el mismo período de tiempo del año anterior. Miles más han sido detenidos acompañados de sus padres u otros adultos.

Como comentó el asistente de un republicano de alto nivel en el Congreso, "se tiene la sensación de que está claro que se necesitan más recursos" para hacerle frente a unos 150,000 menores no acompañados que se esperan para el actual año fiscal.

Obama le solicitó al Congreso un financiamiento de emergencia de $3,700 millones de dólares, casi el doble de la cantidad que inicialmente se había informado. El dinero se destinaría a más agentes para la patrulla fronteriza, jueces de inmigración, vigilancia aérea y nuevos centros de detenciones. Pero son las políticas de Obama, su apoyo a la legalización de las drogas –-política diseñada, promovida y financiada por Narcotráfico SA— y a las políticas de Wall Street lo que ha empobrecido la región más allá de lo que la población puede soportar, lo cual ha creado las condiciones que han acicateado exacerbado crisis. Solo vean un ejemplo: en Honduras la tasa de desempleo oficial es del 50%, pero diplomáticos de ese país le han dicho a la EIR que el desempleo real está más cercano al 70-80%. ¿Sorprende que las familias arriesguen todo para llegar a Estados Unidos?

Una ley estadounidense firmada por Bush en el 2008 exige que Estados Unidos sostenga una audiencia de inmigración antes de deportar a un niño de Honduras, Guatemala, El Salvador o de cualquier otro país que no tenga frontera con Estados Unidos, le dijo a National Public Radio Marc Rosenblum, del Instituto sobre Política de Inmigración. Así que, parte de los $3,700 millones se destinará a contratar más jueces que presidan audiencias y para proporcionar instalaciones en donde se alberguen los niños mientras esperan las audiencias. El New York Times informa que los funcionarios no le han solicitado al Congreso que enmiende las leyes existentes para que se le dé al Departamento de Seguridad Interna más autoridad que agilice el proceso y deportación de los inmigrantes centroamericanos.