En el día en que conmemora su independencia, Argentina ataca a los fondos buitre: ¡No nos van a chantajear!

10 de julio de 2014

10 de julio de 2014 -– Ayer que se conmemoró el 198 aniversario de la fundación de Argentina como nación independiente el 9 de julio de 1816, en el Congreso de Tucumán, el despacho de la Presidencia publicó otro desplegado de página completa en el diario Washington Post, con un titular del ancho de la página y en letras mayúsculas que decía "Vulture Funds: Facts show that it is no myth that they are vultures" (Fondos buitres: los hechos muestran que no es un mito que sean buitres".

El desplegado es una respuesta al que publicó la llamada "American Task Force Argentina" (ATFA), que no son más que los cabilderos contratados por el fondo buitre del mil millonario Paul Singer, en el mismo Washington Post el 8 de julio, con un titular que decía "The Facts of Argentina's Debt Dispute" (Los hechos de la pelea de la deuda de Argentina), que caracteriza de "mito" cada uno de los argumentos del gobierno [de Argentina] con respecto a la restructuración de su deuda y la extorsión y el chantaje de los fondos buitre.

En su contundente desplegado el gobierno de Argentina reafirma que los fondos buitre "insultan y amenazan públicamente a Argentina", y señala que el propósito de los buitres es "chantajear al país a fin de ganar el respaldo de la opinión pública de Estados Unidos para sacar una ganancia de más del 1,600% a expensas del bienestar de la población argentina". Señala que los buitres financian al ATFA y afirma que "se han dedicado en los años recientes a financiar las campañas de los políticos estadounidenses". El desplegado desenmascara cada una de las mentiras del ATFA, y concluye diciendo que Argentina no se va a rendir ante los chantajes, y muy por el contrario va a defender "el proceso de restructuración exitosa de su deuda soberana que le ha permitido al país experimentar el período más largo de crecimiento e inclusión social en la historia".

En la celebración oficial de su Día de Independencia, en Tucumán, estuvieron presentes varios embajadores y cónsules de Iberoamérica en respaldo de Argentina, y varios de ellos señalaron que así como los libertadores de Iberoamérica pelearon contra España, hoy todas las naciones del continente deben unirse para derrotar a los buitres que, nos están agrediendo a todos.

Un particular agravio al país es el hecho de que en éste día de celebración nacional, llegaron al país dos ejecutivos del pelotón del ATFA de Singer, Robert Shapiro y Nancy Soderberg. Nadie del gobierno se va a reunir con ellos, así que ellos planean reunirse con "creadores de opinión" anónimos, para "recoger información" sobre la economía. Particularmente, Shapiro es todo un pedazo de basura; el ha sido la pieza más visible del ATFA en los años recientes, y ha orquestado una campaña virulenta en contra de ambos presidentes Kirchner, incluso presentando a Cristina Fernández como una terrorista contraria a Estados Unidos, por negociar con Irán en un intento de aclarar el ataque de 1994 en Buenos Aires al centro social judío del AMIA, en el cual estuvieron implicados funcionarios iraníes.

Además Shapiro hace la afirmación absurda de que la ATFA representa a "gente ordinaria" y a pequeños inversionistas victimizados por Argentina. Como escribió ayer Axel Kicillof, ministro de Finanzas argentino, en una carta al Financial Times, "los buitres no son víctimas, solo son extorsionistas", y fue directo a señalar que el NML Ltd de Paul Singer se trasladó a las Islas Caimán para evitar pagar impuestos en Estados Unidos.