Cerca de 600,000 firmas en respaldo de Glass-Steagall; en peticiones enviadas al Senado de Estados Unidos

11 de julio de 2014

1 de julio de 2014 – Un llamado firmado por alrededor de 600,000 ciudadanos estadounidenses que le piden al Senado que aprueben el Proyecto de ley Glass-Steagall del Siglo 21, se envió el pasado miércoles 9 a la principal patrocinadora del proyecto de ley, la senadora Elizabeth Warren (demócrata de Massachussets), así como a los otros senadores de Estados Unidos, en la que se les pide que respalden ese proyecto de ley. El proyecto de ley fue introducido por la senadora Warren, acompañada de los senadores John McCain (republicano por Arizona), María Cantwell (demócrata por Washington), y Angus King (independiente por Maine).

De acuerdo a un remitido de prensa que fue emitido por Americans for Financial Reform (Americanos por una reforma financiera), las peticiones fueron recogidas por diversas organizaciones, como Credo, el Progressive Change Campaign Committee, Public Citizen, Americans for Financial Reform, el Dr. Mitchell Gershten (ciudadano particular), y MoveOn.org.

"La Ley Glass-Steagall original le sirvió muy bien a nuestro país", dijo Lisa Donner, directora ejecutiva de Americans for Financial Reform. "Colocó los cimientos para medio siglo sin precedentes en los que no hubo pánicos ni crisis financieras. Tan importante como eso, contribuyó a hacer un sistema financiero de un mejor tamaño y mucho más enfocado en servir a la economía y a la sociedad en su conjunto, en vez de enriquecerse a expensas de otros".

"Cuando a los bancos se les permite seguir apostando con los depósitos asegurados de nuestros contribuyentes, estamos asegurando que haya otro colapso en nuestra economía", afirmó Lisa Gilbert, directora de Public Citizen's Congress Watch division. "Las verdaderas protecciones bancarias no deberían ser cosa del pasado. Volver a una separación transparente de los bancos comerciales de los de inversión con la Glass-Steagall es la manera más fácil de asegurarnos que los banqueros avaros no pongan a temblar de nuevo a nuestra frágil economía, que todavía está por recuprarse".

"Ni un solo banquero de Wall Street ha terminado en la cárcel por crímenes que causaron la crisis financiera; lo menos que puede hacer el Congreso es asegurarse que estos banqueros no sigan apostando con nuestro dinero", dijo Becky Bond, directora política de CREDO. "Ya es más que urgente restablecer la Glass-Steagal".