Cumbre del BRICS establecería una alternativa al FMI y BM

7 de julio de 2014

7 de julio de 2014 — Según un artículo de Ariel Noyola Rodríguez, miembros del Observatorio Económico de América Latina del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), publicado en la Red Voltaire el 3 de julio, en la Sexta Cumbre del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) a celebrarse el 14, 15 y 16 de julio en Brasil, se va a establecer una nueva arquitectura financiera. Se espera que después de la cumbre empiece a operar un fondo de estabilización monetaria llamado Acuerdo sobre Reservas Contingentes (ARC) y un banco de desarrollo llamado Banco de Desarrollo BRICS, en oposición de facto al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM).

El ARC tendría $100 mil millones de dólares, con un aporte de $41 mil millones de China; en tanto que Brasil, India y Rusia aportará cada una $18 mil millones y Sudáfrica $5 mil millones.

El Banco de Desarrollo BRICS va a empezar a funcionar con un capital de $50 mil millones de dólares con contribuciones de $10 mil millones y garantías por $40 mil millones de cada uno de sus miembros, y se podría ampliar hasta $100 mil millones en los próximos dos años y a $200 mil millones en cinco años; tendría una capacidad de financiamiento de hasta $350 mil millones de dólares.

El diario londinense Financial Times, también informa que China contempla crear un banco de infraestructura asiático, el Banco de Inversiones en Infraestructura de Asia, que va a competir con el Banco de Desarrollo de Asia (semejante al Banco Interamericano de Desarrollo), que está dominado por Estados Unidos y Japón.

Russia Today informa que Shangai está en primer lugar de los sitios considerados para ser la sede del banco BRICS. China, Rusia, India y Sudáfrica ofrecen ciudades que pueden ser la sede del nuevo banco. Se espera que se seleccione la ciudad el 15 de julio. En julio también se va a decir sobre el directorio del banco, que probablemente podría ser rotatorio cada cinco años.