La colaboración de Argentina con Rusia y China muestra que "no está aislada del mundo"

15 de julio de 2014

15 de julio de 2014 — El Ministro de Planificación de Argentina, Julio De Vido, informó el 12 de julio a los medios sobre los acuerdos de energía nuclear que su gobierno firmó con la agencia Rosatom de Rusia, y se refirió a la afirmación estúpida de los chupamedias de Wall Street y Londres, de que Argentina "está aislada del mundo", nomás porque no está dispuesta a sacrificar a su población para complacer a los depredadores financieros.

La visita del Presidente Vladimir Putin a Argentina el sábado 12 de julio y la visita de Estado del Presidente Chino Xi Jinping el próximo sábado 19, "demuestran claramente la inserción de Argentina en el mundo" dijo De Vido. "Que dos presidentes tan importantes estén de visita con la firma de acuerdos importantes, y que ambos estén interesados en la política nuclear y el desarrollo energético de Argentina, habla muy claramente del hecho de que Argentina está insertada en el mundo con toda su capacidad y que hay interés y disposición para invertir en el sector nuclear".

En realidad, continuó De Vido, lo que está detrás de las acusaciones de un supuesto aislamiento de Argentina es el hecho de que "tiene ciertos conflictos con algunos sectores del mundo que buscan limitar su autodeterminación". Y "como dijo el Presidente Putin, Argentina es una especie rara en este mundo porque toma decisiones de manera soberana... escoge con quien hacer sus acuerdos, de forma tal que no limita su potencial". Cabe destacar que cuando Putin comentó en su conferencia de prensa con la Presidenta Fernández, que Argentina mantenía su "opinión soberana" sobre temas internacionales, algo que es "es bastante raro en el mundo hoy en día" provocó risas y sonrisas en su homologa y en la concurrencia, en reconocimiento del hecho de que ambos líderes representan éste mismo tipo de "rareza".

De Vido destacó la disposición y entusiasmo por invertir y financiar los proyectos de energía nuclear de Argentina. "Esto va a ser muy útil para el desarrollo de la energía nuclear del país", dijo. El tercer reactor del país, Atucha II, se construyó con un 88% de tecnología argentina, dijo, y se anticipa que el cuarto reactor continúe esta tendencia de utilizar "tecnología desarrollada en Argentina". Después "ya se está contemplando un quinto reactor que va a operar con uranio enriquecido", diferente a los anteriores que usan uranio natural o ligeramente enriquecido y agua pesada. Esto es clave, dijo, porque Argentina puede comprar ahora todos los componentes que se requieren para construir el reactor, sin que Rosatom —la agencia de energía atómica de Rusia—sea el contratista sino que actuarán "como nuestros socios en la construcción".

El Ministro de Planificación anunció que la Presidenta Fernández planea visitar muy pronto la planta de enriquecimiento Pilcaniyeu en Rio Negro, que "ya está empezando el proceso de enriquecimiento de uranio y llevará a Argentina a pasos agigantados al mundo de los reactores nucleares poderosos".