Tres embajadores de Estados Unidos: La mayor amenaza es el EIIS, no Assad; EU e Irán deben trabajar juntos

15 de julio de 2014

15 de julio de 2014 — Los embajadores Ryan Crocker, Thomas Pickering y William Luers —tres diplomáticos estadounidenses forjados en batalla y sumamente respetados— publicaron un artículo firmado el 13 de julio titulado "Causa común con Irán" que apareció en el Washington Post, Bloomberg News y una docena de otras publicaciones y sitios electrónicos, donde hacen un llamado por una cooperación plena entre Estados Unidos e Irán en torno a la guerra en Iraq y Siria, para derrotar al grupo Estado Islámico de Iraq y Siria (EIIS) y demás yijadistas sunitas.

El artículo destaca tres puntos cruciales: las monarquías ricas en petróleo del Golfo Arábigo han generado durante décadas a los yijadistas sunitas y son los culpables; el derrocamiento de Assad no es la prioridad de EU, sino derrotar al EIIS; EU debe concluir un acuerdo nuclear con Irán el 20 de julio y darle seguimiento con una cooperación plena para parar al EIIS en Iraq y Siria.

"El avance del Estado Islámico de Iraq y Siria (EIIS) representa una amenaza para Estados Unidos a la vez que aclara las alternativas para quienes formulan las políticas de EU. La cuestión que enfrentan Estados Unidos e Irán ya no es si trabajar juntos, sino cómo hacerlo", escriben los embajadores. "Y a la luz de décadas de desconfianza y animadversión, se puede facilitar el intercambio entre los dos países si se llega a un acuerdo nuclear integral, en las pláticas que se están celebrando en Viena. Por el contrario, si fracasaran no quedarían más que malas opciones".

Los embajadores hacen un repaso exhaustivo de las políticas malas adoptadas por EU y sus aliados que llevaron a la crisis y aconsejan una salida: hacer que las pláticas del P5+1 tengan éxito, y habrá una gran oportunidad para lograrla. Entre las primeras de las políticas malas que se tienen que cambiar está que "las monarquías del Golfo Pérsico [después de haber financiado durante años a los yijadistas] enfrentan la disyuntiva entre denunciar al Estado Islámico, lo que representa una amenaza significativa también para ellos, o seguir poniendo el acento en la batalla sectaria con los chiítas". También le advierten a Israel que vean las cosas cuidadosamente y se den cuenta que Irán no es su peor enemigo.

A pesar de todos los informes de los escépticos sobre el acuerdo nuclear de Irán, ellos creen que es posible un acuerdo el 20 de julio, y que es absolutamente vital, si ha de haber alguna posibilidad de lograr la paz.

"Pero con el acuerdo nuclear correcto y decisiones estratégicas pragmáticas por parte de Teherán y Washington" concluyen, "existe un camino para avanzar".

Crocker es ahora Director de la Escuela George Bush de Gobierno y Servicio Público en la Universidad A&M de Texas; y Luers es director del Proyecto Irán. Pickering, ex subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, fue embajador ante las Naciones Unidas de 1989 a 1992.