Israel inicia invasión por tierra de Gaza

18 de julio de 2014

18 de julio de 2014 — A las 10:45pm hora local (2:45 tiempo del este de EU), la oficina del Primer Ministro de Israel Benjamin Netanyahu anunció que él y su ministro de Defensa Moshe Ya'alon habían ordenado una incursión terrestre en Gaza. Según el anuncio, el objetivo de la incursión es destruir los túneles usados por los combatientes de Hamas con el fin de infiltrarse en Israel, como lo intentaron a primera hora de esta mañana, para tratar de llevar a cabo ataques en contra de Israel. Está por verse si esta incursión se va a limitar a este objetivo específico o se va a extender adentrándose en Gaza.

Menos de media hora antes del anuncio por parte de Israel, el oficial retirado de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA, por sus siglas en inglés), Pat Lang, puso en su blog: "Una vez más, como en Líbano en el 2006, Israel ha iniciado hostilidades en contra de un grupo árabe sin una idea clara del resultado que se puede esperar racionalmente o de un 'plan de salida' de la guerra misma. Las 'ideas estratégicas' involucradas parecen consistir en un odio ilimitado en contra de los palestinos y un deseo de aplastarlos y humillarlos, la vez que utilizan recursos internacionales de la causa sionista para silenciar las críticas. Ahora parece probable que con un cese al fuego 'permanente' se produzca una humillación del tipo que se produjo como resultado de la Segunda Guerra de Líbano, a menos que Israel decida 'reducir drásticamente' una incursión terrestre a gran escala en la Franja de Gaza".

El anuncio de la incursión se produjo después de otro intento fallido de cese al fuego, una tregua humanitaria temporal de 6 horas solicitada por la ONU, que Israel acusa a Hamas de violar, y después de la masacre de cuatro niños palestinos en una playa de Gaza que presenciaron docenas de testigos, entre ellos unos periodistas que estaban trabajando en un hotel cercano.

Ayer se reanudaron las negociaciones en El Cairo, después del fracaso del cese al fuego anterior, con una delegación israelí encabezada por el jefe de Shin Bet, Yoram Cohen, el Presidente de Palestina Mahmoud Abbas y el representante de Hamas Moussa Abu-Marzuk. Lo siniestro y preocupante del caso, es que Tony Blair estuvo también involucrado, pero aparte de su reunión con el Presidente egipcio Abdel el Sisi el 16 de julio y sus llamadas públicas a favor de un cese al fuego, no está claro aún cual es su papel. El vocero de Hamas, Sami Abu Zuhri, anunció hace unas horas que, aparte de Marzuk, no fue ninguna otra delegación de Hamas a El Cairo y que todavía no se puede hablar de que el cese al fuego pudiera lograr algún progreso en un futuro inmediato, según informó Ha'aretz.

Mientras tanto, las muertes de los cuatro niños palestinos, entre 9 y 11 años de edad, es la última atrocidad producto de esta guerra que cubre las ocho columnas. El corresponsal del diario londinense Guardian, Peter Beaumont, que fue uno de los varios que presenciaron el ataque que los mató, le dijo al diario israelí Ha'aretz que hubo más de una explosión, que no hubo señales de advertencia y que era obvio que eran niños. "El vocero de la unidad de las Fuerzas de Defensa de Israel se vio en aprietos tratando de dar explicaciones sobre la explosión que mató a cuatro niños e hirió a otros y le tomó varias horas para empezar a responder" informó Ha'aretz.

"Hacia las 8pm empezaron informándole a los reporteros que lo más probable era que la primera explosión se había producido en un ataque a un objetivo 'legítimo' de Hamas y que la segunda se produjo porque se identificó erróneamente a los niños que huían como combatientes de Hamas".

Según un informe dado a conocer esta tarde por el Departamento de Asuntos de Negociación de la OLP, como resultado de la campaña de bombardeo israelí en Gaza han muerto 230 personas y hay más de 1,700 heridos. De los muertos, 47 de ellos eran niños entre 17 meses y 18 años. Más de 22,600 personas han sido desplazadas y hay 900,000 afectados por la destrucción en la infraestructura eléctrica, agua potable y drenaje.