Presidenta argentina: "Un nuevo ordenamiento financiero global, no solamente es justo y equitativo, sino que es imprescindible"

19 de julio de 2014

18 de julio de 2014 –- La Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner habló después de la anfitriona, la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en la reunión de los Jefes de Estado de las naciones del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) con los Jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) el 16 de julio en Brasilia. La Presidenta de Argentina hizo una combativa exposición de la pelea que está dando su gobierno contra los fondos buitre, así como también hizo un llamado apasionado para crear un nuevo sistema financiero global, capaz de cumplir con las necesidades urgentes de la población mundial.

"Estamos planteando, señores, entonces, que un nuevo ordenamiento financiero global, no solamente es justo y equitativo, sino que es imprescindible", afirmó.

Por eso, dijo al concluir, "la convocatoria a todos los países, es la de aunar esfuerzos en esta verdadera cruzada de una organización global en materia política, económica y financiera que tenga consecuencias sociales, políticas y culturales positivas para nuestros pueblos".

En declaraciones que dio a los medios de comunicación, Fernández informó también que todos los jefes de Estado del BRICS y de Unasur le dieron un respaldo contundente a Argentina, y mostró su agradecimiento por ello.

En su discurso, Fernández desbarató la estrategia de los buitres que buscan deshacer la restructuración que hizo Argentina de su deuda en el 2005 y el 2010, y los expuso como especuladores depredadores que nunca han invertido en Argentina, sino que solo compraron la deuda en incumplimiento para después herir mortalmente al país. Aquí, dijo Fernández, el BRICS está discutiendo problemas reales y verdaderas necesidades de desarrollo y de generación de empleo, y luego nos enfrentamos con el ejemplo obsceno de estos carroñeros que solo existen para saquear a las naciones. Argentina ha estado pagando su deuda, dijo ella, y la va a seguir pagando. No va a haber un incumplimiento de pagos. Los buitres y sus aliados en Estados Unidos confiscaron efectivamente el pago que depositamos a los tenedores de bonos. Pero, hemos honrado nuestras obligaciones, afirmó; ya la cuestión no está en nuestras manos.

Ella también dio a conocer de donde sacan sus recursos los buitres, que se refleja en el anuncio de página completa que sacó el 16 de julio la llamada American Task Force Argentina (ATFA) controlada por los fondos buitres, que advirtió que si el gobierno no le paga a los buitres, eso hará que se retiren los inversionistas del proyecto de la enorme reserva de petróleo y gas esquisto de Vaca Muerta. Pero además se queja de que Argentina pretende "hipotecarle" la zona petrolera de Vaca Muerta a Rusia y a China.

En su discurso en Brasilia, y también en un anuncio de página entera que sacó la Presidencia el jueves, Fernández señaló que los buitres vienen nuevamente con el propósito de imponerle a Argentina un sobreendeudamiento y "apoderarse de sus recursos estratégicos". Si Argentina le paga a lo buitres, nuevos reclamos sumarían un total de $120 mil millones de dólares o más, forzando al país a pedir prestado y llevándolo a "un sobreendeudamiento permanente". Fernández dijo que el alegato hecho por el ATFA de que Argentina pretende hipotecar Vaca Muerta a Rusia y a China fue "ofensiva", lo cual no evitó que el grupo afirmara hoy, en una declaración titulada "President Kirchner: Nobody will Invest in Vaca Muerta After a Default" (Presidenta Kirchner: Nadie va a invertir en Vaca Muerta después del incumplimiento), que Fernández solo fue para Brasil para "ofrecerle a Rusia y China sus recursos naturales a cambio de una nueva línea de crédito".