Cameron encabeza la premura para dictar sentencia y guerra; ¿qué es lo que sabe Estados Unidos?

21 de julio de 2014

21 de julio de 2014 — El Primer Ministro de la reina, David Cameron, encabeza la precipitación hacia la guerra con Rusia, tratando de forzar a Alemania y Francia a que se le unan en culpar a Rusia por el derribo del avión malayo antes de que se inicie cualquier investigación, y también que se les unan en la introducción de nuevas sanciones económicas este martes, y en medidas aún más duras en la cumbre de la OTAN en Gales en seis semanas.

Uno de los pretextos que está usando Cameron es simplemente que los rebeles de Donetsk están almacenando toda la evidencia para los investigadores oficiales internacionales, quienes todavía no han llegado al sitio de los hechos a pesar de todas sus peticiones, y en vez de esto le están permitiendo al gobierno fascista de Kiev que se apodere de toda la evidencia y la falsifique como es usual.

Cameron escribió el domingo un artículo demagogo firmado en el Times de Londres que empieza: "Al igual que el horror de Lokerbie en 1988..." el cual se puede encontrar en su página de facebook.

"Junto con nuestro pesar hay también rabia". Rabia a Moscú y "rabia de que alguien en occidente, en vez de hallar el coraje de hacerle frente a este hecho, simplemente están esperando a que todo esto pase. Tenemos que establecer cabalmente los hechos de lo que sucedió. Pero evidencias cada vez mayores apuntan a una conclusión clara". Adivinen cuál es.

"En Europa no debería de ser necesario que se nos recordara cuales son las consecuencias de hacerse de la vista gorda cuando países grandes intentan abusar de países pequeños... Pero lo es. Por demasiado tiempo ha habido resistencia de parte de demasiados países europeos a enfrentar las implicaciones de lo que está sucediendo en el este de Ucrania. Sentado el miércoles en la mesa del Consejo Europeo, vi de nuevo esa resistencia en acción".

Cameron le llamó el domingo a la canciller Merkel de Alemania y al Presidente Hollande de Francia, y su oficina dijo después de la llamada que los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea "deberán" aprobar sanciones adicionales cuando se reúnan este martes 22 de julio. También le llamó a Putin para picarle la cresta. Aún no hay comentarios sobre esa llamada.

Robert Perry, uno de los periodistas estadounidenses que puso al descubierto las mentiras de Obama sobre las acusaciones de armas químicas en Siria, escribió un artículo el 20 de julio para Consortiumnews.com titulado ¿What Did U.S. Spy Satellites See in Ukraine? [1] (¿Qué vieron los satélites espías estadounidenses en Ucrania?) Esa es la primera pregunta: "Sí, hay límites a lo que pueden ver los satélites espías de EU. Pero los misiles Buk tienen unos 16 pies de longitud y usualmente se montan en camiones o tanques. También, el vuelo de Aerolíneas de Malasia 17 fue derribado durante la tarde, no durante la noche, lo que significa que no se pudo ocultar la batería de misiles en la oscuridad.

"Así que ¿por qué los principales medios informativos de EU no han estado presionando para que se publiquen estas fotos de espionaje desde el cielo de EU, y lo que ellas revelan? ¿Cómo es posible que el Washington Post publique noticias de primera plana, como la del domingo con el encabezado resuelto de "Funcionario de EU: Rusia proporcionó los sistemas" sin exigir que esos funcionarios estadounidenses dieran detalles sobre lo que revelan esas imágenes de satélite de EU?

"Lo que me dijo una fuente, quien ha proporcionado información certera en asuntos similares en el pasado, es que las agencias de inteligencia de EU sí tienen detalles de imágenes de satélite sobre la posible batería de misil que lanzó el misil fatal, pero pareciera que la batería está en manos de tropas del gobierno ucraniano vestidas con lo que parecen ser uniformes ucranianos.

"La fuente dijo que analistas de la CIA todavía no habían descartado la posibilidad de que las tropas hayan sido en realidad rebeldes del este de Ucrania con uniformes similares, pero la evaluación inicial fue que las tropas eran de soldados ucranianos. También se sugirió que los soldados involucrados eran indisciplinados y posiblemente estaban borrachos dados que las imágenes muestran lo que parecen ser botellas de cerveza desparramadas por el sitio, dijo la fuente".