Dennis Small responde a una pregunta sobre la inmigración en la videoconferencia de LaRouchePAC del viernes 18 de julio

21 de julio de 2014

21 de julio de 2014 – En la videoconferencia de LaRouchePAC, del pasado viernes 18, Dennis Small, respondió a una pregunta de fuentes institucionales sobre la crisis de inmigración. El siguiente es el diálogo que se presentó en esa videoconferencia:

MATTHEW OGDEN: Buenas tardes. Me llamo Matthew Ogden, y les doy las gracias por acompañarnos esta noche en la videoconferencia semanal de LaRouchePAC.com. Hoy viernes 18 de julio de 2014, me acompañan en el estudio, Dennis Small de la Executive Intelligence Review, y Jasson Ross del Equipo de Investigación Científica de LaRouchePAC. Los tres nos reunimos con el señor Lyndon LaRouche hoy, quien estaba muy animado, de modo que las respuestas que van a escuchar aquí reflejarán lo que el señor LaRouche habría dicho. Así que voy a comenzar, como usualmente lo hacemos, presentando la pregunta institucional de esta noche. Dice así: "Señor LaRouche, cuál es su punto de vista al respecto de nuestra política de inmigración, y que reformas recomienda usted a nuestra política actual. Gracias". Y le pido a Dennis que por favor diga cuál fue la respuesta del señor LaRouche.

DENNIS SMALL: Claro, con gusto.

Gracias, y buenas noches a todos. Al respecto de esta cuestión de la inmigración el señor LaRouche señaló que lo más importante es: ¿Cuál es el futuro de los jóvenes, en especial, a ambos lados de la frontera? El dijo que hay que ver a los jóvenes de Estados Unidos hoy. Se han degenerado, por que los han hecho degenerarse. Y tenemos que decirles: mira tu no eres degenerado por naturaleza, ¿entonces que fue lo que pasó? Es debido a lo que tus padres y maestros te dijeron, lo que trataron de enseñarte. Te educaron para que seas estúpido, dijo el señor LaRouche.

Así que la cuestión es: ¿Quieres cambiar eso? Si ese es el caso, entonces da dos pasos hacia atrás, y cambia todo el juego. El señor LaRouche dijo que en el centro del problema está el sistema de educación. Dijo que necesitamos un programa de emergencia para los jóvenes. Dijo que tenemos que reclutar a los jóvenes a que ingresen a un programa para hacer descubrimientos, para que puedan ver un mundo más amplio. Se tiene que acabar con su aislamiento. Se les tiene que llevar a trabajar con otras personas donde tengan que resolver problemas. Dijo: ¡Escalar una montaña! Trabajar en un experimento. ¿Y después de eso qué más vas a hacer? Dibujar algunos mapas. Lograr una perspectiva distinta del universo físico.

Dijo que también necesitamos programas como estos a nivel internacional. Tenemos que abordar lo que enfrentan los jóvenes, y tenemos que abordar el problema subyacente, de que los jóvenes de hoy no tienen futuro alguno en la economía transatlántica que está desintegrándose, una economía que está dominada por el narcotráfico, la prostitución, el terrorismo, el tráfico de armas, todo controlado por el imperio británico.

Ahora retrocedamos un paso y veamos esto desde la perspectiva de los jóvenes de Iberoamérica. Mira lo que tienes aquí: Tienes economías que han sido destruidas en el período de los últimos 30 y 40 años de globalización y libre comercio, más enfáticamente desde el período de los dos gobiernos de Bush, y siguiendo en el gobierno de Obama. Y luego, para empeorar las cosas, tienes la legalización de facto del narcotráfico, que se ha llevado a cabo no solo bajo el turno de Obama, sino bajo su supervisión y aprobación. Y les recordamos a quienes nos están viendo que, en primer lugar, fue el dinero de George Soros, el principal promotor de la legalización de las drogas, que fue absolutamente fundamental para lograr que Obama fuera electo y llevarlo a la Casa Blanca.

Así que tienes una situación en que el imperio británico ha destruido toda una región y recientemente como consecuencia del impulso de Obama a la legalización de las drogas. Miren lo que tenemos: Tienes que una tercera parte de la población de El Salvador está en Estados Unidos. ¿Por qué? Porque en El Salvador no pueden sobrevivir. El sitio ha sido destruido por estas políticas del imperio británico.

Miren al caso de Honduras. Honduras hoy tiene una tasa oficial de desempleo de 60%, y funcionarios hondureños nos han dicho en discusiones privadas que en realidad está mucho más cerca de un 70% u 80%.

Y sobre los niños que recientemente están llegando en oleadas, alentados por el narcotráfico del imperio británico y los coyotes, que son los que hacen el trabajo de mano de obra de los que trafican para el imperio británico, pues resulta que el 85% de los niños que han venido aquí provenientes de Honduras y que han sido detenidos en Estados Unidos, eran realmente esclavos del narcotráfico.

Ahora, vean la primera imagen que quiero mostrarles hoy. Esta es la cara del problema que vive Iberoamérica. Ella es una niña peruana, que masca hojas de coca, porque está tan hambrienta que esa es la única manera de calmarla. Esta foto fue tomada hace muchos, muchos años; y para ser exactos, la tomó un muy buen amigo mío, Mark Sonnenblick, quien estaba viajando por Perú y comprendió cuál era la imagen de este problema. Y fíjense no solo en lo que ella está haciendo, sino también en su mirada destruida, vacía, y de sufrimiento, porque eso es lo que hace el narcotráfico que Obama está legalizando.

¿Les interesa saber quién es el responsable? Aquí les tengo una foto. Es una foto que se tomó, como podrán ver en la próxima diapositiva, en el lado derecho de su pantalla, de Raúl Reyes, el segundo comandante de las FARC, que es el mayor cartel de la cocaína en el mundo, y que se esconde detrás de la careta de grupo guerrillero, pero ellos son un cartel de la cocaína, y esta es la reunión en la selva colombiana del Caguán, en 1999, que en ese tiempo el gobierno de Colombia no tenía control, y estaba en las manos del cartel de la cocaína, y se reúne con el caballero que está a la izquierda. Este tipo a la izquierda es Richard Grasso, que era en ese entonces el presidente de la Bolsa de Valores de Nueva York. Y esta foto a la cual hemos titulado "el abrazo de Grasso", habla exactamente de cómo es la historia. Este es un abrazo –-físico en este caso, que corresponde a la metáfora— sobre el hecho de que lo que dijo Grasso cuando regresó de su reunión con el jefe de las finanzas de este cartel de la cocaína llamado las FARC, fue que "nos espera un futuro de inversiones mutuas". Y eso lo dijo en una conferencia de prensa en Wall Street que dio después de su regreso.

Esto es el imperio británico. Esta es su política. Esto es en 1999, exactamente el mismo año en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le impuso a Colombia entre sus condicionalidades que debían contar las drogas y el cultivo de drogas ilícitas como parte del Producto Interno Bruto, el PIB.

Ahora, ¿ustedes quieren resolver este problema que yo les acabo de describir, con una reforma de inmigración? ¿Ustedes quieren resolver esto haciendo que los tribunales de Estados Unidos trabajen más rápido? ¿Ustedes quieren solucionar este problema colocando un muro más alto y repugnante? ¡Están locos! No solo es inhumano e indigno de los principios sobre los que se fundó este país; sino que ¡no hay forma alguna de que eso vaya a funcionar! Porque es el imperio británico el que está creando este problema activamente.

Muy recientemente el Papa Francisco dijo: "Tal emergencia humanitaria reclama en primer lugar intervención urgente". El Papa dijo que tales medidas "sin embargo no serán suficientes", dijo, necesitamos sobre todo la "promoción del desarrollo en sus países de origen".

Y en definitiva, eso es cierto. El Presidente Hernández de Honduras, acaba de hacer un llamado para un Plan Marshall a fin de ayudar al país a desarrollarse, como una solución a ese problema. Pidió a los Estados Unidos que ayuden a Honduras a pelear contra las drogas, y dijo que: "¿Cómo diablos creen ustedes que podemos hacer nada a este respecto, cuando ustedes en estados Unidos"-–seguramente señalando a Obama, aunque él no lo mencionó— "al mismo tiempo están legalizando las drogas?".

Así que considero que está muy claro que el componente central de cualquier política de inmigración competente es que de inmediato se enjuicie políticamente al Presidente Barack Obama, como el hombre que promueve lo que causa el problema que estamos tratando de resolver.

Ahora, cuando hablamos con el señor LaRouche, el abordó esto con una perspectiva mucho más amplia que simplemente la cuestión de la inmigración, sobre su punto de vista de la situación estratégica. Dijo: Miren, el problema que subyace y en el que tenemos que trabajar hoy es lo que el llamó la "asimetría del valor en el mundo". Y eso es así porque proviene de dos sistemas distintos que operan con una lógica y una métrica diferente: son completamente incompatibles.

Uno, el primer sistema, es el sistema transatlántico. Dijo LaRouche: Estos bastardos, que tienen en su haber valores de personas de los que dicen valen trillones, y que están listos para matar por ellos, como se muestra en el caso de Argentina, en la sentencia del idiota aristotélico también conocido como Anthonin Scalia, de la Suprema Corte. El señor LaRouche dijo: Lo que esta gente tiene en su haber, estos papeles, no valen nada en absoluto. El dijo que es como tomar trapos de un tobo de basura y tratar de venderlos; o peor que eso, es solo la promesa de una apuesta futura de derivados sobre esta basura, y eso es lo que dicen que tiene valor.

LaRouche agregó que: Por otro lado, el otro sistema, que no es compatible con el anterior, define el valor de un modo completamente diferente que como hace ese sistema monetarista de billones que significa muerte, drogas, y de modo incidental, el problema de inmigración que nos compete. Dijo: Por el otro lado de esto, tienen a las naciones del BRICS, cuyas iniciales corresponden a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, cinco naciones, que se acaban de reunir en las ciudades brasileñas de Brasilia y Fortaleza, la semana pasada; y también se reunieron con los jefes de Estado de las naciones de Suramérica y Centroamérica. Lo que el señor LaRouche dijo al respecto fue: Miren, ellos le están diciendo "NO" a esa forma de saqueo que se hace por medio de instrumentos financieros, pedazos de papel o de trapo. Simplemente están diciendo "NO". Y debemos subrayar que la gente a quienes ellos representan es la mitad de la población mundial. No, no voy a exagerar: es el 48% de la población mundial.

LaRouche dijo que ellos están construyendo un mercado que se sustenta en un valor real. Y un valor real proviene y se puede medir en base al desarrollo de los poderes productivos del trabajo, a saber, por medio de la introducción de nuevas tecnologías creadas científicamente, implementando procesos productivos que incrementan la densidad de flujo energético por medio de la economía física para incrementar drásticamente los poderes productivos del trabajo, y crear un proceso en el que ese incremento se aumente a una tasa acelerada. Dijo que este es el papel de un verdadero progreso tecnológico y del avance científico; eso es lo que de modo singular hace el hombre, y eso es verdaderamente la fuente del valor de la economía.

Dijo: ¿Y qué pasa con la señora Merkel, de Alemania? Ella representa el peor punto de visto sobre qué es el valor. Ella está demoliendo las plantas nucleares, destrozando su economía. Se está haciendo inútil en absoluto. ¿Y qué valor tienen sus opiniones? No mucho, afirmó LaRouche.

Entonces, ese es el significado que tiene este grupo de cuatro leyes, enfatizó el señor LaRouche en la discusión, cuatro principios económicos representados en cuatro leyes que el presentó, y que LaRouchePAC está distribuyendo ampliamente, no solo en Estados Unidos sino también internacionalmente. La cuestión es: Esas leyes están diseñadas para definir un sistema, plenamente, cuya métrica es la utilización cada vez mayor de la densidad de flujo energético. El señor LaRouche dijo que la Glass-Steagall es el primer paso y el más urgente, después del cual, de modo inmediato, deben seguirle los otros tres pasos, eso es: un banco nacional, un sistema de crédito hamiltoniano, para promover proyectos a través de los cuáles se aumente la densidad de flujo energético; y que sea impulsado por un programa científico intensivo de energía de fusión termonuclear.

Así que, esas cuatro leyes no solo son los requerimientos para abordar la situación actual, sino que verdaderamente son la métrica de dónde nos encontramos hoy ante la situación estratégica, por esa razón precisamente. Así que tenemos que mover esas cuatro leyes inmediatamente en Estados Unidos e internacionalmente; pero para que podamos retornar a un sistema de leyes, esas leyes, tenemos que hacerle un juicio político a Obama y sacarlo para que no estorbe.