Jyllands-Posten de Dinamarca publica editorial reflexivo sobre BRICS

23 de julio de 2014

23 de julio de 2014 — El periódico de mayor circulación en Dinamarca, Jyllands-Posten publica un editorial titulado "Los BRICS quieren hacerlo ellos mismos" en su edición del 21 de julio, que es útil e invita a recapacitar. A continuación partes traducidas del mismo para este servicio informativo:

"Los BRICS quieren hacerlo ellos mismos"

"El Banco Mundial y el FMI tienen entre uno de sus objetivos establecidos promover la estabilidad financiera, el empleo y el desarrollo en una interacción entre los países desarrollados y en vías de desarrollo. Pero durante los últimos años, pareciera que perdieron de vista su objetivo. Las dos organizaciones, con sede en Washington, DC, han estado recibiendo críticas cada vez mayores por favorecer a los grandes países desarrollados en detrimento de los países en vías de desarrollo, y ese fue el verdadero telón de fondo cuando en el 2001, cuatro de las economías con las mayores tasas de crecimiento en el mundo, Brasil, Rusia, India y China formaron el grupo BRIC, que en el 2010, cuando se unió Sudáfrica, le agregaron la 'S' a su nombre.

"La decisión de los países del BRICS implica que las estructuras globales políticas, económicas y comerciales establecidas como el Banco Mundial, han encontrado un rival significativo. Los países del BRICS y , sin duda alguna una cantidad de otros países en desarrollo como los de América Latina, que inmediatamente después de la formación del nuevo banco se reunieron con el grupo del BRICS, piensan que ya basta, con relación al orden económico mundial dominado por occidente.

Ahora lo quieren hacer ellos mismos. Porque se han dado cuenta que se ha cumplido demasiado poco de lo que se les habían prometido. Solo se han realizado unos cuantos de los objetivos establecidos por el G-20 en 2009, para contrarrestar la crisis económica del momento, y para impedir una nueva. La cooperación global que esperaban los países del BRICS cuando se unieron al G-20 no está funcionando satisfactoriamente. De ahí que el objetivo del BRICS ahora es crear un modelo sustentable, no solo para la cooperación y el desarrollo económico internacional en el siglo 21, sino que también, indirectamente, para confrontar al Banco Mundial y al FMI con su responsabilidad de hacer que los países desarrollados y los países en vías de desarrollo trabajen mano a mano en la promoción del desarrollo y la estabilidad internacional.

"Con las fuerzas motrices de China —la nación con la indiscutible mayor fortaleza económica del grupo— y de Rusia —el mayor exportador de energía en el mundo— el grupo BRICS es ahora indiscutiblemente un participante significativo en el ámbito global. Los viejos actores en el escenario, el Banco Mundial y el FMI, tienen que enfrentar el hecho de que muchos otros países se van a unir al grupo BRICS en los próximos años, a menos que ellos reconsideren su propósito original.

"En especial para Rusia, la membresía en el BRICS se va a volver importante en el contexto de la situación actual en Ucrania, porque las naciones del BRICS no perciben a Rusia como el villano. Y en tanto que las relaciones entre Rusia y los países del BRICS estén en buenos términos, Rusia puede depender del apoyo práctico de naciones fuertes como China, India, Brasil y Sudáfrica. El mundo se mira diferente desde su perspectiva. Se trata de realidades y para el BRICS, la realidad es que Rusia es un socio importante.

"Como lo es, por cierto, Rusia para la Unión Europea (UE). Rusia es con mucho su mayor socio comercial, también. Debido a que esto le podría causar un daño irreparable a la economía de Europa Occidental, la UE se ha abstenido de imponerle las llamadas sanciones por sectores que pudieran afectar, por ejemplo la producción de petróleo de Rusia y que, por lo tanto, podrían revertirse directamente al corazón de la UE, debido a que la UE es un importador importante de energía de Rusia".