Poco a poco empiezan a comprender la importancia del banco BRICS

23 de julio de 2014

23 de julio de 2014 – Luego de una racha de artículos para destrozar al Nuevo Banco de Desarrollo que estableció el BRICS, que han circulado en todos los medios occidentales, algunos expertos han empezado ahora a reconocer la importancia de la creación del banco y están tratando de dilucidar por qué el BRICS decidió hacerlo.

Según los informes, el Nuevo Banco de Desarrollo está programado para empezar sus operaciones de crédito en el 2016 y va a estar abierto a nuevas membresías de otros países. El World Post dijo el 22 de julio que el establecimiento del banco del BRICS marca el cambio demorado del "poder blando" de 'Occidente', de Estados Unidos y Europa, a Asia y las economías emergentes, lo que confirma un viraje en el peso económico y financiero. El centro de la economía global y la geografía financiera ha venido cambiando progresivamente hacia el "Este" en las últimas tres décadas, con el epicentro ahora al este de Mumbai.

Hoy, los países miembros del BRICS representan alrededor del 25% del PNB mundial, 35% del total de reservas internacionales (China con más de $4 billones de dólares), 25% del total de la tierra y cerca del 42% de la población mundial. Sin embargo, a pesar de su peso económico, los países del BRICS tienen una importante deficiencia de poder en el gobierno económico global. El cambio tectónico en la geografía económica mundial no se ha visto reflejado en el gobierno y manejo de la economía internacional. ¡El BRICS y los países emergentes no dictan el orden del día, pero se tienen que inclinar ante los dictados! El poder de voto en el FMI favorece desproporcionadamente a EU 16.75%; Japón 6.23%; los votos de Alemania, Francia y el Reino Unido en conjunto suman otros 14.39%, en comparación con el 11% del total del BRICS, de los cuales China representa el 3.8%, destaca World Post.

Un documento del Instituto Brookings, escrito por Bruce Jones y Thomas Wright el 17 de julio, dice que pudieran no ser aliados los del BRICS pero que todos ellos tienen un interés en común, evitar que Estados Unidos sean los que den las órdenes y aíslen a alguno de ellos. "Todos con la excepción de uno de los BRICS han estado sujetos a sanciones de EU y otros a estrictas condicionalidades del FMI. En verdad, para algunos esto es personal. Modi estaba proscrito de los Estados Unidos hasta su reciente elección. Y ven las sanciones de EU en contra de Rusia como una examen de prueba de una estrategia que pueden usar en contra de algunos otros que incurran en el desagrado de Washington en un futuro".

Jones y Wright dicen que "el BRICS quiere diversificar sus relaciones más allá de las instituciones dominadas por occidente y tener una red de seguridad si es que los dejan por fuera. Están comprando una póliza de seguro en contra del riesgo de sanciones de EU. Este sentimiento se amplifica por el recalcitrante empeño recurrente de Occidente de abrir las estructuras de gobierno a instituciones claves", escriben los analistas del Brookings.