LaRouche: Obama respalda a los extremistas de ambos bandos para extender la guerra en el Medio Oriente

23 de julio de 2014

23 de julio de 2014 — Lyndon LaRouche comentó antier que Barack Obama merece que le hagan juicio político de inmediato por su política de "extender indefinidamente la guerra por todo el planeta, como en el Medio Oriente, lo cual lleva a una guerra termonuclear". Es probable que Obama esté apoyando a las facciones extremistas en ambos bandos de la masacre que está ocurriendo en Gaza, y evitando el cese al fuego; LaRouche señaló que "la evidencia de que Obama está respaldando a ambos bandos en un proceso de guerra que puede llevar a una extinción termonuclear, significa que se le debe hacer juicio político, ¡ya!".

En su de declaración del 21 de julio en el Jardín Rosado de la Casa Blanca, Obama subrayó de nuevo que respalda el "derecho de Israel a defenderse" en contra de Hamas. En otra declaración el 18 de julio, Obama solo había condicionado ese apoyo diciendo que instaba al gobierno israelí a que "fuera más preciso" en sus bombardeos de vecindades palestinas densamente pobladas en Gaza.

De hecho, el grupo en torno a "Bibi" Netanyahu al que respalda Obama, está librando una guerra en contra de la posibilidad de que haya un gobierno de unidad palestino entre Hamas y Mahmoud Abbas, de la Autoridad Palestina, que una la Ribera Occidental y la Franja de Gaza. El gobierno de Obama se ha opuesto consistentemente al gobierno de unidad palestino y se opone a que Palestina tenga representación en la ONU —oponiéndose así a Abbas, cuya Autoridad Palestina domina el gobierno de unidad que se había formado. La facción que dirige Bibi tiene la misma política de Obama en esto. Cuando fueron secuestrados y asesinados los tres jóvenes israelíes a principios de junio, Netanyahu inmediatamente anunció que "Hamas lo hizo" e hizo allanamientos y arrestó a 600 palestinos en Gaza, matando a siete en el proceso. Estas acciones, como era su intención, llevaron a protestas masivas, más asesinatos y después a una guerra total. Nunca se ha presentado o reivindicado que "Hamas hizo esto"; de hecho, lo más probable es que lo hayan hecho los grupos palestinos ligados a al-Qaeda o el EIIS. Netanyahu declaró la guerra en contra de la existencia de un gobierno de unidad palestino, que ambos, tanto él como Obama, quieren destruir.

Simultáneamente Obama exigió al Congreso que aprobara $500 millones de dólares en ayuda militar para los "rebeldes sirios". Como lo atestiguan diversos expertos, quedan pocos rebeldes sirios que no formen parte del EIIS, los combatientes del "Estado Islámico", entre ellos muchos miles de terroristas extranjeros, respaldados sobre todo con fondos saudíes, cataríes y kuwaitíes. Obama ha respaldado la política británica-saudí de fomentar el islamismo sunita en Siria, en Egipto con gobiernos de la Hermandad Musulmana, en contra de Rusia e Irán, y ahora con su resultado contraproducente en Iraq.

La combinación islámica sunita de Catar, Turquía, y el liderato de Hamas con sede en Catar acabaron con la propuesta de cese al fuego del gobierno de el-Sisi de Egipto de hace una semana, lo que desde entonces resultó en una guerra abierta. El aliado cercano y "socio" de Obama, el Primer Ministro Erdogan de Turquía atacó públicamente la propuesta de Egipto el 16 de julio e incluso hasta el derecho de Egipto a intervenir para tratar de parar la masacre. El 17 de julio, el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto Sameh Shukri dijo en conferencia de prensa que la misma propuesta de cese al fuego que fue aceptada por todas las partes en el 2012 cuando la presentó el gobierno de la Hermandad Musulmana de Morsi de Egipto (que Obama respaldó) fue rechazada ahora por todas las mismas partes involucradas cuando la presentó el gobierno del general el-Sisi. Habló sobre una posible fracturación de toda la región en mini estados étnicos en guerra.

Los extremismos de ambos bandos ahora juran seguir combatiendo indefinidamente, extendiéndose ahora la guerra a Líbano tanto por el sur como por el norte y por toda Siria e Iraq

"La política de Obama de apoyar una guerra indefinida es criminal" dijo LaRouche. "Una guerra indefinida lleva a una guerra termonuclear. Obama debe ser echado de su cargo por esto".