Presidenta Fernández de Kirchner le revira al imperio: ¡El BRICS ha creado un Nuevo Orden Mundial y Argentina es parte de el!

24 de julio de 2014

24 de julio de 2014 — En su discurso en la provincia de Buenos Aires ayer en la inauguración de una nueva planta de Yamaha, la Presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner definió en los términos más agudos la nueva realidad global que ha infundido terror en el corazón del imperio británico y los asesinos fondos buitres que ellos controlan.

El día después de que el juez Thomas Giesa fallara en contra de la restitución de la suspensión de la sentencia de su fallo original, en donde le ordenaba a Argentina que le pague a los fondos buitre, a la vez que despotricaba una nueva ronda de amenazas y chantajes sobre la cuenta regresiva para el plazo del 30 de julio para que pague, la Presidenta Fernández le notificó a la pandilla del imperio:

"Entonces, la reunión de hace pocos días del BRICS con UNASUR [Unión de Naciones de América del Sur], la asunción por parte de los países que mejor posicionados están en los emergentes países para poder hacer frente a este momento, significa la reformulación de un nuevo ordenamiento global y Argentina estará y está allí presente". Y agregó: "Hay un mundo nuevo, hay actores nuevos que no quieren pisarte la cabeza, quieren cooperar con vos para ver si juntos podemos arrastrar este inmenso carro que hoy es el mundo y que ha sido sostenido por las economías emergentes que tuvimos que soportar la crisis generada por los países en desarrollo, que todavía no han podido recuperarse y que nos quieren tirar el muerto a las economías emergentes. (APLAUSOS)

Como dejó en claro la Presidenta de Argentina, este nuevo orden mundial emergente, y su compromiso a formar parte de él, socava enormemente los intentos del imperio por destruir su nación.

Afirmó que estaba muy orgullosa de haber firmado un acuerdo estratégico amplio con China, durante la visita reciente del Presidente Xi Jinping, y documentó los detalles del acuerdo firmado y las inversiones chinas que se van a hacer, en infraestructura, energía nuclear, transporte y mucho más. En particular destacó la importancia del acuerdo de permuta (swap) por $11 mil millones de dólares firmado con el Banco Central de China, enfatizando que le va a ayudar a mejorar las reservas y contrarrestar los ataques especulativos, como los de los buitres.

La relación con China ayudará a mantener el modelo económico actual, dijo Fernández, enfocado en el desarrollo del mercado interno, la industria y el empleo.

En cuanto al incumplimiento dijo: " Yo quiero decirles a todos los argentinos, quiero decirles que la Argentina no va a estar en default. ¿Saben por qué? Por una razón muy sencilla, esencial, elemental, tan obvia que no tendría que decirla. ¿Pero saben por qué no vamos a estar en default? Porque en default entran los que no pagan y Argentina pagó". (APLAUSOS) "Así que, van a tener que inventar un nombre nuevo, no sé cuál será, porque siempre las calificadoras, los bancos de inversión, los gurús, los académicos siempre encuentran algún término con el cual disfrazar lo que realmente pasa. Pero van a tener que encontrar un nuevo término que refleje que un deudor pagó y alguien bloqueó y no deja llegar ese dinero que es de terceros, a esos terceros que son los tenedores del canje del 2005 y del 2010 que entraron de buena fe".

Fernández se rió de las amenazas de que si Argentina no se doblega no va a tener acceso a los mercados financieros internacionales: "Y hoy, quieren asustarnos a los argentinos diciendo que si no hacemos lo que quieren los fondos buitre, no van a ingresar capitales ni vamos a tener acceso al financiamiento. Y digo yo, desde el año 2003 a la fecha, ¿cuándo tuvimos acceso al financiamiento internacional? ¿Quieren que les cuente cuándo tuvimos acceso al financiamiento internacional? En toda la década del 90. Ahí entraban los dólares" a tasas usureras. "¡Qué dólares, nos llovieron piedras, sapos y culebras! Eso es lo que nos llovieron a los argentinos después del megacanje y el blindaje".

Fernández se mostró firme, Argentina va a continuar negociando: "Vamos a seguir hablando, vamos a ir cuántas veces sea necesaria adónde tengamos que ir, pero con nuestras razones, que no son caprichos en absoluto". Destacó que ella podría ser sujeto a cargos penales o civiles, si Argentina viola la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers en donde se estipula que el gobierno no podrá pagar más en un futuro que lo que le pagó a los tenedores de bonos reestructurados o toda la reestructuración se viene abajo).

Pero " A mí lo que más me preocupa no es la responsabilidad penal o histórica; a mí lo que más me preocupa es la responsabilidad ante la historia, ante la mirada de mis hijos, de mis nietos y de millones de argentinos que no me van a hacer firmar cualquier cosa amenazándome con que el mundo se viene abajo, porque eso yo también lo viví. Lo viví como diputada... yo lo que les pido a los argentinos es mucha unidad nacional, no importa si no están de acuerdo con el Gobierno en algunas cosas o en todas, pero en lo que no podemos dejar de estar de acuerdo los argentinos, es que no podemos volver para atrás al infierno que significó la deuda externa durante décadas y que pesó sobre las posibilidades de crecimiento, de desarrollo, de conocimiento, de educación, de vivienda, de salud, de universidades de millones de argentinos. No nos podemos dejar arrebatar el presente y mucho menos el futuro."

Fernández desarrolló que lo que estaba detrás de la ofensiva actual de los buitres era la intención de apoderarse de los activos estratégicos y los recursos naturales de Argentina, como la gigantesca reserva de petróleo y gas de esquisto en la zona de Vaca Muerta. Citó a un presidente extranjero no mencionado por nombre quien le advirtió: "como me dijo un importante presidente de un país extranjero. 'Presidenta: ¿usted cree realmente que esto puede ser un problema por 1.000, 2.000 o 3.000 millones de dólares? No, lo que quieren es hacer caer la reestructuración para volver a esa Argentina que pagaba cuando no le alcanzaba el dinero con recursos naturales'. Y hoy tenemos y lo mencionaba la gente de Mendoza, la segunda reserva de gas shale del mundo y la cuarta de gas shale de petróleo".

Vaca Muerta es el segundo depósito de gas de esquisto más grande del mundo y el cuarto más grande de petróleo de esquisto, dijo. Desarrollarlo significa la autosuficiencia energética, que es clave para el siglo 21; pero en realidad hay tres llaves para el siglo 21, agregó: energía, alimentos e investigación y desarrollo en la ciencia y la tecnología. "Y en los tres" dijo, "nos está yendo muy bien".