El Banco Espirito Santo de Portugal no es periférico

25 de julio de 2014

25 de julio de 2014 –- El común denominador de los incidentes con los bancos "periféricos" de las últimas semanas, el desplome del Banco Corporate Commercial de Bulgaria y el incumplimiento del Banco Espirito Santo (BES) de Portugal, es el banco francés Credit Agricole, el cual es un banco principal de la zona del euro y tiene características sistémicas. Lo que se ve entonces, no es el desplome de unos bancos periféricos, sino los síntomas periféricos de un derrumbe sistémico.

En el caso de Bulgaria, Credit Agricole (CA) le había cargado sus deudas al Banco Corporate Commercial (BCC). En el caso de Portugal, el banco francés habría hecho lo mismo o estaba en el proceso de hacer lo mismo con el BES. El BCC quebró el mes pasado y su quiebra ocasionó una corrida en varios otros bancos, y el dueño principal del banco aparentemente se escabulló del pueblo con los millones que se robó del banco. Durante la corrida contra los bancos, el Banco Central búlgaro fue autorizado por la Unión Europea para que les inyectase liquidez de emergencia a los bancos por más de 3 mil millones de euros. Luego transfirió los activos "buenos" del BCC al banco Agricole Bulgaria (CAB).

El CAB era una subsidiaria del Credit Agricole France (CAF) hasta hace unos pocos meses, cuando lo compró el BCC por 95 millones de euros. Así que de ese modo el CAF se escapó de la quiebra cuando las cosas iban bien. Pero no le pasó lo mismo a Bulgaria, que a pesar de que no es miembro de la zona del euro, ha solicitado que sus bancos sean supervisados por el nuevo sistema de control y supervisión del Banco Central Europeo (ECB).

En otras palabras, de la misma manera que las corporaciones que contrabandean sus desperdicios industriales a África, el Credit Agricole France había estado tirando su desperdicio tóxico (su cartera vencida) en Bulgaria. Sin embargo, todo comenzó en Grecia. El CAB era la subsidiaria búlgara del banco Empiroki, el banco griego que era propiedad del CAF, y que luego vendió durante la crisis de la deuda griega al Banco Nacional de Grecia, el banco privado más grande de Grecia, por 1 euro (exacto, un euro), dejándole toda la cartera vencida. El Banco Nacional de Grecia fue luego rescatado, junto con todos los demás bancos, por el gobierno utilizando 25,000 millones de euros de los fondos de rescate.

Ahora es Portugal. El 15% del Banco Espirito Santo es propiedad del CAF, que han sido socios de la familia Espirito Santo por décadas. En mayo pasado, el CAF empezó a salirse del BES, cuando ofreció acciones para tratar de conseguir mil millones de euros en capital, a fin de pasar la prueba de Revisión de Calidad de Activos del BCE. Sin embargo, los reguladores portugueses "descubrieron" irregularidades entre las tres compañías tenedoras con sede en Luxemburgo mediante las cuales la familia controla el banco, y se abrió una investigación penal.

A pesar de la investigación, la venta de acciones siguió su curso, pero no para aumentar su capital como se suponía, sino para que la familia Espirito Santo redujese sus acciones. Pero también el CAF redujo su parte en el banco, de 20.12% a 14.6%, y dejó la sucursal de seguros del BES.

En realidad, estos dos acontecimientos fueron accidentes en espera de suceder, y el nexo con el CAF apunta al hecho de que el principal acontecimiento que está por ocurrir, no será en la periferia, sino en el centro, es decir, en Francfort, París y Londres.