Iberoamérica se moviliza en respaldo de Argentina, en contra de los fondos buitre

23 de junio de 2014

22 de junio de 2014 — Varias organizaciones regionales iberoamericanas, así como algunos congresos nacionales y jefes de gobierno en particular, han expresado su solidaridad con Argentina en rechazo a los depredadores fondos buitre, cuyos amos imperiales británicos están dispuestos a aniquilar a Argentina. A nadie ha escapado el hecho de que cualquier nación del continente puede sucumbir bajo un ataque similar de parte de esos asesinos. Como lo señaló José Mujica, Presidente de Uruguay, "podríamos ser los siguientes".

También es digno de atención el hecho de que, a principios de junio, antes de que la Corte Suprema de Estados Unidos emitiera su decisión, 10 parlamentarios británicos firmaron una "moción de respaldo" a Argentina, organizada por la Red del Jubileo vinculada al Vaticano, advirtiendo que los fondos buitre estaban tratando de llevar a Argentina a un incumplimiento de pagos, y hacen un llamado al gobierno británico a que apruebe un proyecto de ley que le "prohibiría a los fondos buitre a pasar por alto la reestructuración de la deuda de Argentina y Grecia".

Lo que falta en estas declaraciones es el entendimiento de que solo con una reforma completa de todo el sistema financiero global, y la destrucción del imperio británico, pueden lograrse los resultados que ellos esperan.

** Los 34 miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), emitió una declaración en la que destacan que los acuerdos entre acreedores y deudores en el marco de la reestructuración de una deuda soberana debe absolutamente respetarse, de tal modo que se pueda garantizar la estabilidad del sistema financiero global.

Haciendo referencia a su reunión en Cuba, en enero del 2014, la CELAC subrayó que deben haber instrumentos disponibles que permitan acuerdos "razonables y definitivos" entre los acreedores y los deudores soberanos, permitiendo de esta manera abordar la "sustentabilidad de la deuda de una manera ordenada".

** El Mercado Común del Sur (Mercosur) expresó "su rechazo absoluto a la actitud de los holdouts" (los acreedores que no aceptaron la restructuración) cuyas acciones "evitan que se alcance un acuerdo entre deudores y acreedores, y pone en peligro la estabilidad financiera". Argentina busca una solución, dice, que "no comprometa el desarrollo y el bienestar general de su pueblo, en concordancia con sus políticas de desarrollo nacional".

** El Parlamento de Mercosur (Parlasur), anunció que en su reunión del 7 de julio, va a abordar el ataque a Argentina hecho por los depredadores fondos buitre, y expreso su preocupación por el impacto de la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos en futuras reestructuraciones de deuda soberana, y en la estabilidad de las finanzas regionales y globales. Hace un llamado a los congresos nacionales de las naciones miembros del Mercosur a que denuncien la "extorsión de los fondos buitre" y pide que se promuevan "mecanismos internacionales legales que fortalezcan la posición de las naciones Estado en contra de los ataques de parte de los fondos buitre depredadores".

En la cumbre del G-77 + China, del 14 de junio en Bolivia, también se hizo una advertencia a que "a los fondos buitre no se les puede permitir que paralicen el proceso de reestructuración de las naciones en desarrollo, o privar a los Estados de poder proteger a su población en concordancia con el derecho internacional".