Putin habla sobre la situación de seguridad de Rusia

25 de julio de 2014

25 de julio de 2014 — En medio de un extenuante programa diario de llamadas telefónicas a dirigentes extranjeros y declaraciones para tratar la crisis de Ucrania y el derribamiento del MH17, el Presidente ruso Vladimir Putin sostuvo ayer una reunión con el Consejo de Seguridad de Rusia, sobre el tema anunciado de "La soberanía e integridad territorial de Rusia". Inusualmente para estas reuniones del Consejo de Seguridad, su discurso introductorio se televisó y se dio a conocer en una transcripción (Inglés: http://eng.kremlin.ru/news/22714).

Putin declaro: "Debo dejar en claro desde el inicio que, obviamente no existen amenazas militares directas a la soberanía e integridad territorial de este país. Por sobre todo, el equilibrio estratégico de las fuerzas en el mundo garantizan esto". En el transcurso de su discurso, quedó en claro que sus comentarios aludían a las capacidades de armas nucleares de Rusia, así como también a sus excelentes relaciones con países que representan a por lo menos la mitad de la población mundial, como lo pone en evidencia la cumbre del BRICS y su gira por América del Sur.

El Presidente ruso habló sobre la amenaza a la soberanía de otros países. "Cada vez más frecuentemente" dijo "escuchamos de ultimátum y sanciones. La misma noción de la soberanía del Estado se está diluyendo. Se desestabilizan regímenes indeseables, o países que llevan a cabo una política independiente o que simplemente obstaculizan los intereses de alguien". Dijo que "las revoluciones de colores" mejor descritas como "tomas instigadas y financiadas desde el exterior" son un medio de lograr eso. Agregó que, "frecuentemente las fuerzas utilizadas aquí son nacionalistas, radicales, con frecuencia incluso neofascistas, fuerzas fundamentalistas, como fue el caso, desafortunadamente, en muchos Estados de la era pos soviética, y como es el caso ahora con Ucrania... Personas que llegaron al poder mediante el uso de la fuerza armada y por medios anticonstitucionales. Es cierto, celebraron elecciones después de tomar el poder, sin embargo, por alguna extraña razón, el poder terminó de nuevo en manos de aquellos que habían financiado o llevado a cabo esta toma del poder. Mientras tanto, sin ninguna intención de negociar, están tratando de suprimir por la fuerza esa parte de la población que no está de acuerdo con lo que está sucediendo".

Después Putin señaló: "Ellos le presentan un ultimátum a Rusia: o nos dejas destruir la parte de la población que es étnica, cultural e históricamente cercana a Rusia, o vamos a introducir sanciones en tu contra. Esta es una lógica extraña, y por supuesto, absolutamente inaceptable". Destacó que las fuerzas ucranianas atacaron Donetsk cuando se intentaban entregar las cajas negras del avión MH17, y de nuevo le hizo un llamado a Kiev "para que cumpla con las más elementales normas de decencia humana e introduzca un cese al fuego por lo menos por un corto período de tiempo para que la investigación sea posible".

Putin dijo que existen actualmente intentos por desestabilizar y debilitar a Rusia. Hizo un llamado a la acción en cuatro áreas, para rechazarlos preventivamente.

1) Fortalecimiento de la "armonía interétnica".

2) Protección del orden constitucional mediante políticas económicas y legales congruentes en toda Rusia.

3) Desarrollo económico y social: "Tenemos que asegurar un desarrollo prioritario para las regiones estratégicamente importantes, entre ellas el Oriente Lejano y otras zonas: tenemos que reducir simultáneamente las brechas drásticas que existe entre regiones en términos de la situación económica y los niveles de vida de la población". Agregó que "tenemos que pensar en pasos adicionales que reduzcan la dependencia de la economía nacional y el sistema financiero de factores externos negativos. No me estoy refiriendo solo a la inestabilidad de los mercados globales, sino también a los posibles riesgos políticos".

4) Las Fuerzas Armadas son "los garantes más importantes de nuestra soberanía y la integridad territorial de Rusia". Putin advirtió, "reaccionaremos apropiada y proporcionalmente al enfoque de infraestructura militar de la OTAN hacia nuestras fronteras, y estaremos atentos a tomar nota de la expansión de los sistemas de defensa antimisiles y el aumento en las reservas del armamento de precisión no nuclear estratégico". En particular, rechazó la noción de que el programa BMD (Ballistic Missile Defense) de Estados Unidos y la OTAN es defensivo: "Eso no es así. Este es un sistema ofensivo; es parte del sistema de defensa ofensiva de los Estados Unidos en la periferia. Sin importar qué tanto digan nuestros colegas internacionales, podemos ver claramente lo que realmente está sucediendo: claramente se están reforzando grupos de tropas de la OTAN en los Estados de Europa del Este, entre ellos en el Mar Negro y el Mar Báltico".