Obama a Africa: Nosotros no construimos infraestructura

4 de agosto de 2014

4 de agosto de 2014 — Durante su intervención ante el Consejo del Atlántico en Washington DC, el jueves 31 de julio, Linda Thomas-Greenfield, subsecretaria de Estado de EU para Asuntos Africanos, dejó en claro que Estados Unidos, por cuestión de principios, no construirá infraestructura en África. Afirmó que el propósito de la cumbre del Presidente Obama con los jefes de Estado africanos, es reafirmar la alianza y la amistad de Estados Unidos con África de más de 50 años, no distribuir golosinas por miles de millones de dólares. Dijo que otros países pueden construir infraestructura pero le advirtió a África que debe ser cautelosa sobre sus relaciones con otras potencias económicas.

Sin infraestructura ahí no puede haber desarrollo económico en África, ya que tiene el mayor déficit en infraestructura per capita y por kilómetro cuadrado que cualquier otro continente. La diseminación del mortífero virus del Ébola es en sí mismo un indicador letal de la falta de desarrollo de una economía saludable en África. El brote de Ébola en África Occidental amenaza con convertirse en el problema número uno de la Cumbre Africana. La energía es crucial e indispensable para el desarrollo de cualquier país, así que la política del Presidente Obama que se llama Power Africa (Energia para Africa) no es más que un ardid político.

África necesita electricidad

Con entre 550 y 600 millones de africanos en el África subsahariana sin acceso a la electricidad, donde cerca del 50% de la población vive en las tinieblas, el programa del Presidente Obama 'África sin energía' es, ya sea un fraude total, un chiste cruel o simplemente hay alguien que no sabe como sumar y dividir. Es totalmente absurdo pensar que apenas generando de 8 a 10,000 megavatios de energía eléctrica en un período de cinco años, dividido entre seis países (Nigeria, Liberia, Gana, Tanzania, Etiopía y Kenia) que en el mejor de los casos le suministraría electricidad a unos 20 millones de usuarios adicionales, se podría duplicar el acceso a la electricidad de uno 400 a 450 millones de africanos usuarios actuales con bajo consumo de vatios per cápita, como argumentó falsamente Obama cuando habló en el 2013 en Sudáfrica y como su gobierno lo ha venido repitiendo desde entonces.

El África subsahariana genera la menor cantidad de electricidad en el mundo y tiene la menor cantidad de consumo de vatios per cápita también. Globalmente, el mundo genera unos 5,200 gigavatios (GV) de electricidad. El África subsahariana consume unos 70,000 megavatios (MV), lo que le da al subcontinente menos del 1.5% del total mundial. ¿Hay alguna duda de por qué se le llama el continente en tinieblas? Incluso si duplicáramos o triplicáramos el programa de Power Africa de Obama cada cinco años, África aún así estaría en tinieblas. El autor de un blog calcula que si el total de la energía eléctrica de África se compartiera equitativamente, cada hogar podría encender un bombillo al día, por persona, por 3.5 horas. El programa de Obama le añadiría 18 minutos a cada bombillo.

Tomen el caso de Nigeria. En el mejor de los casos, Nigeria genera 4,000 MV de energía, sin contar los varios miles de megavatios adicionales producidos con los costosos generadores diesel caseros, lo que no altera el déficit masivo de energía del país. Con 177 millones de habitantes, y contando cuando mucho con 4,000 MV de energía, el promedio de los nigerianos es de menos de 25 vatios de energía per cápita y algunos calculan que es de menos de 12 vatios per cápita. Para que Nigeria gozara de los niveles estadounidenses de consumo eléctrico de 1,400 vatios per capita, que es lo deseable, Nigeria requeriría de 248,000 MV o 248 GV, aproximadamente 60 veces más su generación actual de electricidad. En los próximos 20 años, se espera que la población de Nigeria aumente a 250 millones, por lo que se va a requerir aún más energía. El programa 'África sin Energía' de Obama, si es que se completa y cuando se complete, le va a aportar apenas unos 2,000 MV en cinco años a Nigeria.

Para que toda el África subsahariana de casi mil millones de habitantes pudiera tener los niveles estadounidenses se requerirían 1'400,000 MV o 1,400 GV de energía eléctrica. Esto solo se puede lograr con la energía nuclear, que es la forma más eficiente, efectiva y más potente en términos de densidad del flujo energético. Esa es la razón de por qué el compromiso de Sudáfrica para construir seis reactores de energía nuclear con capacidad de 9,600 MV es tan fascinante para toda África. En realidad, Sudáfrica, que tiene el mayor consumo de energía per capita del subcontinente, estaría generando una cantidad de energía equivalente a todo el plan de Obama.

Se calcula que el total de la población de África (Subsahara y Norte de África) es de 1,200 millones y se espera que crezca a 2,400 millones para el 2040. Según las tendencias demográficas actuales, 29% o aproximadamente 700 millones de esos 2,400 millones van a ser jóvenes. Sin un compromiso a aumentar masivamente la producción y consumo de energía ahora, el continente africano no le podrá dar un futuro a sus jóvenes y será rebasado.

El plan actual de China de explorar la Luna en busca de helio-3, un combustible avanzado para la energía de fusión, habrá de elevar a la humanidad al siguiente nivel de desarrollo energético.

Gifts for Runners