La Unión Europea ladra pero no muerde a Iberoamérica mientras ésta hace acuerdos comerciales con Rusia

15 de agosto de 2014
15 de agosto de 2014 — La Unión Europea planea hacer lo posible por disuadir a los países de Iberoamérica, como Brasil y Chile, de que comercien sus productos agrícolas con Rusia, según informó el diario londinense Financial Times. "Le vamos a hablar a las naciones que potencialmente reemplazarían nuestras exportaciones para indicarles que esperaríamos que no saquen beneficios de manera injusta debido a la situación actual", el diario británico cita a un importante funcionario de Estados Unidos que habló el 11 de agosto en una reunión sobre la situación en Ucrania.

El 11 de agosto, el diario español El País informó que la Unión Europea está disgustada con las intenciones de las naciones iberoamericanas de comerciar con Rusia sus productos alimenticios, ahora que Rusia se niega a importarlos de Europa. Argentina y Brasil ya han tomado acciones para reemplazar las exportaciones de carne para Rusia, mientras que Chile les está ofreciendo pescado. Sin embargo, Estados Unidos, no puede hacer mucha presión, como muestra la reacción de Ecuador. Según informó el periódico quiteño El Universo, el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que su país no tiene que pedirle permiso a nadie para enviar sus productos alimenticios a Rusia. "No necesitamos el permiso de nadie para vender productos alimenticios a países amigos", dijo el Presidente Correa. "Hasta donde sé, Latinoamérica no es parte, al menos todavía, de la Unión Europea", agregó Correa.

La semana pasada, Sergei Dankvert, quien preside Rosselkhoznadzor, agencia federal de supervisión científica y veterinaria de Rusia, habló con el embajador de Ecuador en Rusia, Patricio Alberto Chávez Zavala, de la posibilidad de aumentar las exportaciones ecuatorianas de suministros alimenticios hacia Rusia.