LaRouche: estamos en el umbral de una era en donde finalmente Prometeo sea desencadenado

3 de septiembre de 2014

3 de septiembre de 2014 — En su videoconferencia del pasado viernes 29 de agosto, [1] se le preguntó a Lyndon LaRouche si estábamos entrando ahora en una era, en que como decía Percy Shelley, es la era en la cual finalmente Prometeo sea desencadenado. LaRouche respondió: "Estamos en el umbral de ella. Yo me siento en el umbral de ella. Insisto en que debemos ser conscientes del sentimiento de que estamos en el umbral de ella. Yo sé que todo depende de que lleguemos a esa orilla. Y esa es la solución. No hay otra solución. O logras esto, te comprometes con esto, o no la hacemos. Esa es la cuestión. No es una opción. Esta es una obligación que es fundamental y de la cual no se puede escapar uno".

Retomando el mismo tema en la discusión del sábado, LaRouche destacó que el viejo sistema del mal está acabado, no tiene autoridad, sus líderes son unos estafadores, como Obama y Boehner, que deben ser sacados de sus cargos.

Subrayó que lo que estamos viendo por todo el mundo en torno a las naciones del BRICS es una revolución, en donde naciones enteras están trabajando juntas para desarrollar a la humanidad, independiente y libre del maligno sistema imperial del imperio británico. Tenemos que darnos cuenta de que no somos parte del sistema actual ni de los estafadores que lo manejan e insisten en someter a todo mundo a su supervisión. Ninguno de esos estafadores tiene autoridad moral alguna. Tenemos que sacarlos de sus cargos y tenemos que conseguir el poder necesario para garantizar que eso suceda. LaRouche señaló que tenemos que eliminar a todos los gobiernos según se han definido hasta ahora. Nos queremos deshacer del gobierno francés, del gobierno italiano. Son inútiles. El mismo Congreso de Estados Unidos debe ser despedido.

No nos dejamos guiar por la autoridad del gobierno, sino por la autoridad de la cual un gobierno deriva su verdadera autoridad; la creatividad.

El poder reside ahora en Rusia, China, Egipto. Estamos listos para hacernos cargo del planeta. Todo el sistema global que ha suprimido la creatividad y está destruyendo a la humanidad está listo para ser sepultado permanentemente. Tenemos un nuevo sistema. Y nosotros tenemos que ser la chispa que lo encienda.

Si tratan de adaptarse al sistema existente, están muertos. Tenemos que crear algo nuevo. Vamos a cambiar al mundo. Tenemos la capacidad de resolver los problemas que se tienen que resolver.

Las naciones del BRICS son soberanas. Nadie más les otorgó esa soberanía. No es una concesión a quienes se comportan de acuerdo a los supervisores autodesignados. Son soberanos intrínsicamente. Ya no van a permitir que otros fijen reglas para medir sus comportamientos. Eso es lo que los vuelve efectivos. El nuevo sistema es opuesto al viejo sistema del mal. Modi es una revolución; China es una revolución. Egipto es una revolución. Entre todos representan una sola gran revolución.

LaRouche dijo que tiene todas las piezas que necesita para impulsar esto. No se trata de adaptarse al sistema del mal. Este sistema se tiene que eliminar. Lo que está surgiendo es un sistema de gobierno que no se basa en la autoridad de alguien más. Más bien, nos estamos moviendo hacia un mundo que se autodesarrolla. En su videoconferencia del viernes en la noche señaló: "Saquemos toda la basura del medio. Lo que necesitamos es simplemente crear los poderes productivos de la fuerza laboral per se". Estamos al final de los gobiernos per se. El sistema existente se tiene que remplazar con un orden basado en la creatividad per se y el autodesarrollo. Estamos en el umbral de un sistema que nunca antes ha existido sobre este planeta.

Estamos en el umbral de un Prometeo desencadenado. ¡Boehner está acabado!