Delegación argentina en China afina acuerdos de inversión, prepara la gira de la Presidenta Fernández

3 de septiembre de 2014

3 de septiembre de 2014 — Una delegación argentina integrada por funcionarios del gobierno de alto nivel llegó a China el 31 de agosto para una gira de tres días, en los cuales tendrán reuniones de seguimiento a los acuerdos que fueron firmados cuando el Presidente Xi Jinping estuvo de visita en Argentina del 19 al 21 de julio, y también para preparar la visita que hará a China la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner a finales de año.

La delegación la integran Axel Kicillof, ministro de Economía y Finanzas, Julio De Vido, ministro de Planificación, a Norma Boero, directora de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), José López, ministro de Obras Públicas, José Luis Antúnez, presidente de Nucleoeléctrica Argentina, y Miguel Galuccio, presidente de la compañía petrolera YPF, quien llegó de Malasia donde acaba de firmar un acuerdo con Petronas, la compañía de petróleo de este país, para hacer inversiones en la reserva de petróleo y gas esquisto de Vaca Muerta.

Los voceros argentino de los fondos buitre alegan que han hecho este viaje ante el pánico de que las anunciadas inversiones de China en el país se caigan, en vista de que hoy el país se encuentra dizque en "incumplimiento", y esto presuntamente viola los acuerdos que fueron firmados por Xi Jinping, como afirmó el periódico proimperialista La Nación la semana pasada. La semana pasada, NML el fondo buitre del multimillonario Paul Singer, pidió documentación al Banco de China y del Banco de Industria y Comercio de China sobre sus planes de inversión en Argentina, con la idea de apoderarse de cualquiera de sus activos. Estas entidades, además de la Corporación Banco de Desarrollo de China (BDC), invertirá $4,700 millones de dólares en el complejo hidroeléctrico Kirchner-Cepernic, en Santa Cruz, y $2,100 millones de dólares en la red ferroviaria de Belgrano Cargas, en tanto que la Comisión Nacional Nuclear China (CNNC) tiene planeado ayudar a financiar, en términos muy atractivos el próximo reactor nuclear de Argentina, el Atucha III y ayudar en la construcción.

Tal y como explicó De Vido al periódico Página 12, no hay tal cosa como que se van a caer los créditos, puesto que el artículo 7 del contrato que se firmó con China, estipula que esto solo sucedería si llegara a sucederse un nuevo incumplimiento, que no esté relacionado con el conflicto actual con los fondos buitre. El 26 de agosto, Página 12 citó a funcionarios de Electroingeniería, la compañía argentina de construcción que va a construir el proyecto hidroeléctrico en Santa Cruz en asociación con la compañía china Ghezouba, que informaron que los primeros 500 millones de dólares del préstamos chino llegarán entre octubre y noviembre de este año.

Pero como señaló el lunes el diario financiero Cronista, tanto China como Argentina quieren asegurar que los préstamos de China, así como el acuerdo de canje de divisas con el Banco de China, no pueda ser embargado. Con este fin, funcionarios del Banco de China viajarán a Buenos Aires en las próximas dos semanas, para finiquitar todos los detalles de este acuerdo. Este mes, Argentina planea activar los canjes de divisas, por un monto de mil millones de dólares, para fortalecer las reservas, dado que de esas reservas, se tendrán que hacer pagos de deuda este mes.