Helga Zepp-LaRouche en segunda entrevista en CCTV: La Nueva Ruta de la Seda es el nuevo orden de la paz en el siglo 21

10 de septiembre de 2014

10 de septiembre de 2014 – La Televisión Central China, CCTV, el canal internacional chino que transmite en inglés, transmitió una segunda exitosa entrevista con Helga Zepp-LaRouche en su programa Dialogue (Diálogo), el cual coincidió de manera muy interesante con el segundo día de la visita a Beijín de la Asesora de Seguridad Nacional de Obama, Susan Rice. El tema de la entrevista fue el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda, y se enfocó más específicamente en la próxima visita que hará el Presidente Xi Jinping a Tajikistan y a Sri Lanka. Helga fue invitada al programa junto con Victor Gao Zhinkao, quien fue traductor del Presidente Jiang Zemin, y quien es un invitado regular del programa Dialogue.

Helga desarrolló la perspectiva superior de la política de la Nueva Ruta de la Seda como un nuevo orden para la paz en el siglo 21, y mencionó las conferencias anteriores que ha realizado el Instituto Schiller sobre éste asunto. Asimismo, ella subrayó el hecho de que Rusia es, en definitiva, parte de esta perspectiva por la relación estratégica que se estableció en la cumbre que se llevó a cabo a principios de este año entre el Presidente Xi Jinping y el Presidente Vladimir Putin.

Desde que se impusieron las sanciones a Rusia, ella dijo que pensaba que Rusia va ha utilizar esta oportunidad para comenzar a depender más en su crédito interno y reconstruirá su economía de manera distinta, y se refirió al programa de 15 puntos de Sergei Glazyev, asesor del Presidente de la Federación Rusa.

Cuando le preguntaron sobre el peligroso aumento del terrorismo en la región en la que estaría situada la Nueva Ruta de la Seda, ella subrayó la importancia de la política de desarrollo para darle a tantos jóvenes desesperados de la región —muchos de los cuales fueron entregados a los jijadistas— la esperanza de un futuro. Ella además señaló que la ampliación del proyecto para incluir a los países del BRICS, plantea nuevas posibilidades para el desarrollo de países en Asia, África e Iberoamérica, para echar a andar nuevos proyectos que anteriormente habrían sido imposibles de realizar.

Cuando le preguntaron sobre el renminbi (la moneda de la República Popular China) como moneda de reserva, ella recalcó la importancia de que los países mantengan el control sobre sus monedas, a diferencia de lo que ha sucedido en Europa, y la importancia del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII) y del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) para realizar la infraestructura necesaria, un bote salvavidas en las aguas tormentosas del sistema financiero que tenemos por delante. Helga mencionó el llamado que hizo su esposo, Lyndon LaRouche, por una conferencia internacional cuyo propósito sea establecer un nuevo orden económico. En la mayoría de estos puntos, Victor Gao estuvo de acuerdo en lo fundamental, e hizo sus propios comentarios interesantes al respecto. Solo en el caso del Nuevo Banco de Desarrollo, él se sumó al mantra de que el BAII y el NBD son muy pequeños como para que sean una alternativa al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM).