Organizador larouchista en dialogo con la revista ¡Siempre! de México: "Argentina: una amenaza para el imperio"

9 de septiembre de 2014

9 de septiembre de 2014 – Con el encabezado anterior, la popular revista mexicana de amplia circulación ¡Siempre! publicó una entrevista el 6 de septiembre con Fernando Espósito, un organizador argentino que está con el Movimiento Ciudadano LaRouchista (Mocila) en la Ciudad de México, en donde discute la campaña de los fondos buitre del imperio británico para poner a Argentina de rodillas, hasta ahora sin éxito.

Como lo destaca Espósito, los buitres están metidos en "una estrategia abiertamente política, que no tiene nada que ver con el dinero en sí; sino más bien es un intento por orillar al país a la quiebra. ¿Por qué? Porque Argentina está desarrollando soberanía económica y productiva en áreas que son claves para cualquier nación, como es en la ciencia y tecnología". Argentina ha ganado un enorme apoyo internacional precisamente porque insiste en su soberanía y no ha capitulado ante los depredadores financieros.

Espósito destacó la reciente terminación del satélite Arsat-1, que se va a lanzar desde la Guyana Francesa en octubre, y el compromiso de los dos gobiernos de los Kirchner por invertir en el desarrollo científico y tecnológico en la última década, lo que ha producido resultados asombrosos. Asimismo, Espósito documentó el crecimiento económico del país, la creación de empleo y el restablecimiento de los servicios sociales y las pensiones que saqueó el neoliberalismo de los 1990. Estas políticas de crecimiento le han permitido al país lograr los mayores niveles de vida en Iberoamérica. "Un país con éstas características obviamente representa una amenaza para el Imperio", le dijo a ¡Siempre!

El desarrollo de una nueva geometría global por parte de las naciones de los BRICS, y el papel de Argentina en ella, es parte central de la entrevista. "Existe un renacimiento económico muy importante, encabezado por naciones que le han perdido el miedo a ese macabro sistema económico que es la globalización y que están luchando por un desarrollo real", explicó Espósito. Ejemplar de esto son los grandes proyectos de infraestructura discutidos alrededor de la cumbre del BRICS de mediados de julio en Brasil, entre ellos el canal interoceánico en Nicaragua, financiado por los chinos; el ferrocarril transcontinental que discutieron China, Brasil y Perú así como también varios acuerdos sobre energía nuclear.

El movimiento LaRouche, concluyó Espósito, se basa en los principios provenientes del Tratado de Westfalia, como los que expresa también el Presidente chino Xi Jinping: "La historia nos enseña que la ley de la jungla no es la senda para la coexistencia humana. Todas las naciones tienen que obedecer el principio de equidad, confianza mutua, cooperación recíproca y la búsqueda del beneficio mutuo para construir un mundo de armonía, paz sostenida y prosperidad mutua". Argentina, dijo, está muy clara en quien es el enemigo y no va a ceder ante la extorsión. "Como lo explicó la Presidenta Cristina Kirchner, 'hay un mundo nuevo, actores nuevos que no quieren romperte la cabeza con un golpe sino más bien cooperar a ver si juntos, podemos mover este gran carro que es el mundo' ".