China colabora con Argentina contra la guerra financiera

9 de septiembre de 2014

9 de septiembre de 2014 — Los productores de soya argentinos junto con sus aliados oligarcas en otros sectores de la economía, están librando una guerra financiera en contra de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, esperando provocar una devaluación monetaria y desestabilizar la economía, para provecho de los buitres financieros del imperio británico.

El Tiempo Argentino informó el 7 de septiembre que los productores de soya, que están especulando con una devaluación monetaria, retienen unas 27 millones de toneladas de soya, lo que es casi la mitad de la cosecha del 2013-2014, de 55 millones de toneladas. Esto ha privado al país de $10 mil millones en ingresos por exportaciones.

Los productores están jugando con fuego. La Presidenta Fernández de Kirchner ya está aplicando medidas de economía de guerra para defender al país, y no se descarta que nacionalice la producción y exportación de granos, de lo cual hay un antecedente histórico, en especial dado que buena parte de ese sector en Argentina está controlado ahora por carteles graneleros como Cargill.

Mientras tanto, China está colaborando muy estrechamente con el gobierno para hacerle frente a la guerra financiera. El 5 de septiembre, en el contexto de una reunión amplia de banqueros centrales, el presidente del Banco Central de Argentina Juan Carlos Fábrega se reunió en Basilea con su homólogo chino, Zhou Xiaochuan, para analizar la manera de activar el canje de divisas por $11,000 millones que acordaron los bancos centrales de China y Argentina en julio pasado, cuyo primer tramo por $1,200 millones, deberá estar disponible antes de fin de año. En este encuentro, Zhou Xiaochuan subrayó el apoyo total de China a Argentina en su lucha en contra de los fondos buitre.

Hay una gran densidad de reuniones entre los argentinos y los chinos. Después de Basilea, Fábrega viajó directo a Beijín para sostener más reuniones, para tratar entre otras cosas el financiamiento que China va a proporcionar por $4,700 millones de dólares para el complejo hidroeléctrico Kirchner-Cepernic en la provincia de Santa Cruz. El viceministro de Finanzas Pablo López, quien estuvo en Nueva York a fines de la semana pasada, reuniéndose con los bonistas sobre la nueva permuta de bonos que se espera se vote y se convierta en ley esta semana, también voló a Beijín el 5 de septiembre para darle seguimiento a las reuniones que el Secretario de Obras Públicas José López sostuvo toda la semana pasada. Contrario a las mentiras propaladas por el grupo de cabildeo de los fondos buitre, American Task Force Argentina (ATFA), de que China va a renegar de sus promesas de préstamos, se espera que se entregue pronto el primer tramo por $500 millones de los $4.7 mil millones, informó hoy Ambito.com.