LaRouche: para derrotar al EIIS, se debe hacer juicio político a Obama y dar a conocer las 28 páginas secretas

12 de septiembre de 2014

12 de septiembre de 2014 — Un día antes de su programado mensaje a la nación del 10 de septiembre a las 9pm (víspera del 11 de septiembre), el Presidente Obama ya había dejado en claro que no tenía la intención de solicitar autorización del Congreso para su plan de guerra en contra del Estado Islámico (EI o EIIS); a pesar del hecho de que funcionarios del gobierno habían dicho que la guerra duraría varios años. Y saliendo de la cumbre de la OTAN la semana pasada, Obama se alineó con el primer ministro británico David Cameron en rechazar la idea de colaborar con el gobierno de Assad en Siria para derrotar a EIIS.

Lyndon LaRouche subrayó de nuevo el 10 de septiembre que si el Presidente se negaba a acudir al Congreso para obtener una autorización plena para el uso de la fuerza, se le debería hacer juicio político. En una videoconferencia internacional reciente, LaRouche suscribió totalmente el llamado del general Dempsey a favor de una campaña integral que acabara con el Estado Islámico, incluyendo operaciones simultáneas tanto en Iraq como en Siria. Estados Unidos se tiene que unir a ambos gobiernos en este esfuerzo.

Aunque Obama se reunió con líderes del Congreso en la Casa Blanca el 9 de septiembre y los legisladores salieron de la reunión sin una exigencia clara de que el Presidente tiene que obtener la aprobación formal del Congreso, por otro lado el Presidente está bajo presión intensa de nuevo para que se den a conocer las 28 páginas de la Investigación Conjunta del Congreso sobre el 11 de septiembre, en donde se detalla el papel del Reino de Arabia Saudita en el patrocinio de los secuestradores del 11 de septiembre del 2001. Después de que salió al aire el 8 de septiembre un anunció fuerte de CNN sobre las 28 páginas, la Casa Blanca contactó a CNN para informarle que el asunto se había referido a la Oficina del Director de Inteligencia Nacional para su revisión y recomendaciones. Esto es una burla a las promesas que ha hecho Obama dos veces a los familiares de las víctimas del 11 de septiembre, de que daría a conocer las 28 páginas.

La plaga del EIIS no se puede derrotar si no están al frente los gobiernos de la región en una acción concertada y coordinada. Si no se dan a conocer las 28 páginas, no existe ninguna razón para creer que los saudíes van a dejar de patrocinar a los terroristas yijadistas sunitas. En las últimas semanas han avanzado los esfuerzos preliminares para lograr un acercamiento saudí-iraní en contra del Estado Islámico, con la visita del viceministro de Relaciones Exteriores de Irán a Riad. Una reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Liga Árabe del 7 de septiembre planteó la perspectiva de un "tratado integral de seguridad colectiva" que le permitiría a los Estados de la Liga Árabe "encarar juntos la amenaza que enfrentan los países árabes". Rusia ha manifestado su apoyo a esta iniciativa de la Liga Árabe y le ha suministrado equipo militar requerido urgentemente por las fuerzas armadas iraquíes, entre ellos aviones de combate y helicópteros de combate, de manera expedita.