Reunión en París acuerda combatir al EI en Iraq; no se menciona a Siria

17 de septiembre de 2014

17 de septiembre de 2014 — La situación en el suroeste asiático está ahora más cerca de una guerra termonuclear generalizada, que lo que estaba hace un año y un mes, cuando la Cámara de los Comunes en Gran Bretaña votó para parar los planes de Cameron para acometer una acción militar contra Siria. Ahora, Cameron y Obama están de nuevo desplegados con el mismo fin.

El pasado lunes 15 en la reunión de unas 20 naciones en París, auspiciada por Francia, junto con Estados Unidos y Gran Bretaña, se dio a conocer el texto de un acuerdo de colaboración en contra del grupo Estado Islámico (EI o EIIS) en Iraq, pero de manera notable, no se hace mención de Siria. Hacerlo, hubiera significado que se hubiera atraído la atención al hecho de que tendría que haber una declaración de guerra oficial en contra de Siria de por medio por parte de Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países de la "coalición" contra el EI, porque el Presidente sirio Bashar al-Assad insiste en una colaboración de gobierno a gobierno si es que ha de haber bombardeos en su nación, en contra de los terroristas del EI. Obama y Cameron se niegan a hacerlo.

Hay muchas voces de protesta en contra de una guerra ilegal en contra de Siria, tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido, pero lo que se requiere es sacar a Obama.

Hoy en Londres, un encabezado del Telegraph señala que "Los ataques aéreos en contra del EIIS en Siria posiblemente serían ilegales, afirma evaluación de los Comunes". No se proporcionan más detalles sobre la citada evaluación de la Cámara de los Comunes, pero el artículo noticioso que la acompaña, escrito por el veterano corresponsal de asuntos políticos Steven Swinford, empieza diciendo: "Es probable que los ataques aéreos en contra de los extremistas del EIIS en Siria después del asesinato del rehén británico David Haines sin el permiso del dictador Bashar al-Assad, según una evaluación oficial".

El 14 de septiembre, el diario Independent de Londres, sostuvo que la racionalización de Cameron para bombardear al EI en Siria, sin relacionarse con el gobierno de Assad, era "delgada como papel". Esta es la perspectiva de Philippe Sands, QC, profesor de leyes en University College. Sands da tres razones: 1)el Consejo de Seguridad de la ONU no lo ha aprobado; 2) no parece que haya evidencia de que decir que se tata de defensa propia; y 3) no existen precedentes sobre "razones humanitarias".

El texto aprobado hoy en París, dice en parte: "Todos los participantes subrayan la necesidad urgente de sacar a Daesh [siglas del EIIS en árabe] de las regiones en donde se ha establecido dentro de Iraq... Con ese fin, están comprometidos a apoyar al nuevo gobierno iraquí en su lucha en contra del Daesh, por los medios que sean necesarios, incluyendo una apropiada ayuda militar".

El líder supremo de Irán, el Ayatolá Ali Khamenei dijo hoy que la razón por la cual Irán no asistió a las pláticas de París fue que su país declinó en privado la invitación que le hizo Estados Unidos, porque Irán no quiere verse involucrado en operaciones cuyo objetivo es el cambio de régimen de Siria. "Desde un principio, Estados Unidos nos preguntó a través de su embajador en Iraq si nosotros cooperaríamos en contra de Daesh. Yo dije que no, porque tienen las manos sucias. El secretario de Estado [John Kerry] personalmente le preguntó a [el Ministro de Relaciones Exteriores] Mohammad Javad Zarif, y él rechazó la solicitud... [Washington busca un] pretexto para hacer en Iraq y Siria lo que ya han hecho en Paquistán, bombardear por todos lados, sin autorización", informó hoy el Canal de Noticias ChannelNewsAsia.com.