Presidenta de Argentina ante la Asamblea General de la ONU: paz y desarrollo, sin buitres, son el antídoto al terrorismo

26 de septiembre de 2014

Presidenta de Argentina ante la Asamblea General de la ONU: paz y desarrollo, sin buitres, son el antídoto al terrorismo de todo tipo

26 de septiembre de 2014 — En su discurso hoy ante la Asamblea General de la ONU el miércoles 24, que fue interrumpido varias veces con aplausos, la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner agradeció a ese organismo por el apoyo abrumador a Argentina en su lucha en contra de los depredadores fondos buitre y denunció a estos últimos como "terroristas económicos y financieros, verdaderos desestabilizadores de la economía" que provocan pobreza, hambre y miseria como resultado de su especulación desenfrenada.

Fernández puso de relieve que su nación ha sido víctima de los fondos buitre, que actúan para desestabilizar la economía a través de rumores, mentiras y calumnias, pero su actuación va mucho más allá de Argentina. Argentina propuso ante la Asamblea General de la ONU la resolución en donde se pide crear una convención internacional que regule las reestructuraciones de las deudas soberanas y las inmunice en contra de los buitres, para garantizar "que ningún otro país le pase lo que hoy le está pasando a la Argentina", dijo en medio de aplausos.

La estabilidad económica y financiera "que ataque las desigualdades económicas y sociales entre los países y adentro de cada una de las sociedades", dijo Fernández, "va a ser también un gran antídoto contra aquellos que reclutan jóvenes [en el Medio Oriente]. Porque no tienen esperanzas, porque no tienen futuro y los enrolan en cruzadas locas que luego todos tenemos que lamentar".

Con la creación de un verdadero sistema de multilateralismo —dijo que era urgente reformar el Consejo de Seguridad de la ONU y agencias como el FMI— se habrá avanzado mucho hacia hacerle frente a la mayoría de los problemas en el mundo actual, ya sean económicos, políticos, o problemas como la guerra y la paz, seguridad y terrorismo. Solo un proceso sancionado por la ONU para regular las reestructuraciones de deudas soberanas, advirtió, puede evitar que jueces como el juez de Nueva York Thomas Griesa hagan lo que les plazca.

La presidenta Fernández se refirió a su amistad con su "compatriota" el Papa Francisco, con quien se acaba de reunir en Ruma el sábado pasado, destacando su gran liderazgo, no solo en términos religiosos, sino también como abogado de la paz. "Entre los buitres económicos y los halcones de guerra, necesitamos más palomas de la paz para construir un mundo mas seguro", dijo. "No se combate el terrorismo haciendo sonar los tambores de la guerra".

Fernández se extendió en el tema del terrorismo, y planteó algunas cuestiones específicas, destacando la inconsistencia en la forma en que los lideres mundiales, especialmente Estados Unidos, le hacen frente al terrorismo. Las etiquetas sobre quienes son los "amigos" y quienes son los "enemigos" cambian constantemente, señaló. El año pasado se hicieron llamados para invadir países (Siria, Irán) y sin embargo ahora existe colaboración con ese gobierno en el combate al EIIS. Y los "luchadores por la libertad" que se elogiaban tan ruidosamente el año pasado ahora pertenecen al EIIS. Primero fue al-Qaeda y el Talibán. La Primavera Árabe ha resultado más bien e un otoño o un invierno, dijo, y sus "luchadores por la libertad" ahora merecen ser perseguidos y encarcelados. El EIIS son "los nuevos terroristas, y no sabemos quien les vende armas, quien les vende petróleo. Ellos controlan recursos en los medios que son francamente cinematográficos". Los gobiernos que tienen capacidades de inteligencia más sofisticadas que Argentina, deberían de empezar contestarse estas preguntas, dijo.