Rousseff: el BRICS muestra el camino hacia la paz, no la fuerza militar

27 de septiembre de 2014

27 de septiembre de 2014 — Al abrir la sesión de la Asamblea General de la ONU el miércoles 24, la Presidenta de Brasil Dilma Rousseff hizo un llamado a los líderes del mundo a reconocer que "el uso de la fuerza es incapaz de eliminar las causas profundas de los conflictos" como se vio en el conflicto palestino, en Siria, Iraq, Libia, el Sahel y Ucrania. "Con cada intervención militar, no avanzamos hacia la paz sino que más bien, vemos que esos conflictos empeoran".

En entrevista con Pravda.ru, publicada el lunes 22, Rousseff le había puesto un nombre a esa advertencia, atacando el uso de la doctrina de "responsabilidad de proteger" como pretexto para las intervenciones militares. Aunque ella no lo dijo así, el "R2P", como se le conoce, es el nombre de la doctrina imperialista británica para eliminar la soberanía, patrocinada por el criminal de guerra Tony Blair.

Rousseff identificó a Libia como el "caso paradigmático" de esta doctrina perversa:

"El concepto de 'responsabilidad de proteger' civiles fue utilizado por la OTAN como justificación para una intervención militar que fue más allá de lo que autorizó el Consejo de Seguridad de la ONU, hasta bombardear el país, armar milicias y promover el cambio de régimen... Armaron grupos radicales, beneficiando al terrorismo. No fue en provecho de los derechos humanos de la población libia, que se vio sometida al caos producto del conflicto entre milicias, entre lo que se incluyó la tortura, secuestros, violaciones, encarcelamiento ilegal y ejecuciones en una escala increíble... La economía del país se deterioró, y por ende, las condiciones materiales de su población.... Desestabilizó la región con el flujo de armas y mercenarios hacia la región de Sahel. Vean cómo está sucediendo ahora lo mismo, en grados diferentes, en Siria e Iraq".

Rousseff contrapuso a esa doctrina de "gran poderío", la colaboración creciente entre las naciones del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) "como un polo de estabilización del orden mundial, complementario a las viejas estructuras. Esas viejas estructuras, como lo vemos a diario, no son suficientes para contrarrestar las amenazas que ponen en riesgo a enormes regiones del planeta, si no es que a todo el planeta...

"El hecho de que el BRICS esté compuesto de varios países... no es una debilidad, sino que es su significado, el mensaje mismo que el BRICS lleva al mundo... A pesar de las posibles diferencias, buscamos incesantemente consensos sobre los temas que solo podemos resolver juntos. Pensar de una manera diferente, dándole siempre prioridad a los pensamientos binarios o confrontacionistas, para formar alianzas de países que son 'similares', es ignorar las lecciones de la historia, en especial las que nos ofrecen las dos guerras mundiales del siglo pasado".