Discurso de El-Sisi de Egipto ante la ONU: "Un Egipto nuevo" con "derecho al desarrollo"

27 de septiembre de 2014

27 de septiembre de 2014 — El presidente de Egipto, Abdel Fattah El-Sisi, presentó en su discurso ante la Asamblea General de la ONU la pelea de su país a favor del desarrollo económico y político frente a la amenaza del terrorismo y la crisis económica y política. Identificó al terrorismo no como un fenómeno sociológico, sino como una fuerza organizada comprometida a destruir al Estado nacional, sus culturas y sociedades.

"Estoy aquí hoy ante ustedes como uno de los hijos de Egipto, la cuna de la civilización humana. Desde este estrado, quiero saludar primero que todo, al gran pueblo de Egipto, que en los últimos años ha hecho historia dos veces. Primero, cuando se sublevaron en contra de la corrupción y el despotismo, y reclamaron su derecho a la libertad, dignidad y justicia social. Después cuando se aferraron a su identidad e imbuidos de patriotismo, se levantaron de nuevo en contra de la exclusión, negándose a sucumbir ante la tiranía de una facción que, a nombre de la religión, puso sus intereses estrechos por encima de los intereses del pueblo".

Esto por supuesto, en referencia a la revolución en contra de los amigos del presidente Barack Obama y su majestad, la Hermandad Musulmana, a quienes describió después como "las fuerzas del extremismo y la oscuridad, que una vez en el poder, socavaron los cimientos del proceso democrático y las institucionales nacionales e intentaron imponer un estado de polarización para romper la unidad del pueblo"; quienes "transformaron los valores de justicia, compasión y misericordia atesorados por el judaísmo, cristianismo e islamismo, en nefasto sectarismo y guerras civiles y regionales destructivas que siguen reclamando las vidas de personas inocentes de diferentes religiones".

El-Sisi después habló de construir un "Nuevo Egipto" como alternativa:

"Nuestro objetivo es construir un 'Nuevo Egipto'... Un Estado que respete los derechos y las libertades, honre sus deberes y asegure la coexistencia de sus ciudadanos sin exclusiones o discriminaciones. Un Estado que respete y promueva el ejercicio de la ley, garantice la libertad de expresión para todos y garantice la libertad de creencias y cultos para su pueblo. Un Estado que esté comprometido a lograr el crecimiento, prosperidad y un futuro prometedor que cumpla con las aspiraciones de su pueblo.

"Para lograr esto, Egipto empezó a llevar a cabo un programa integral ambicioso que promueve el desarrollo hasta el 2030... El proyecto del 'Nuevo Canal de Suez', el regalo de los egipcios al mundo, es una prueba de la seriedad de nuestras intenciones y de la resolución del 'Nuevo Egipto' por forjar un mejor mañana para sus hijos y su juventud. Esta es la razón por la cual los invito a participar en la conferencia económica que se va a celebrar en Egipto el próximo febrero, para desarrollarnos y construir un futuro, no solo para Egipto sino para toda la región".

El Presidente afirmó que la forma de resolver la crisis que enfrenta la región es "construyendo el Estado nacional" mediante la "aplicación de los principios de igualdad para todos los ciudadanos y el respeto a las leyes y un consenso nacional" y "garantizando el disfrute de todos los derechos, especialmente el derecho al desarrollo".

Luego se refirió al compromiso de Egipto a ayudar en la lucha del gobierno de Iraq, a resolver la crisis libia mediante el apoyo al gobierno legítimo y el apoyo al derecho del pueblo palestino a crear un Estado.

"Egipto con su identidad árabe y raíces africanas es la cuna de la civilización mediterránea y faro del islamismo moderado. Un Egipto que aspira a resolver las disputas regionales y defender los principios de justicia y humanidad en el mundo actual. Confío en la capacidad de dar de los egipcios que es infinita... Hemos heredado ese regalo de nuestros ancestros; continuaremos siendo por siempre generosos, Dios mediante. Viva Egipto... Vivan los pueblos amantes de la paz en el mundo... Vivan los principios de humanidad y los valores de tolerancia y coexistencia... Que la paz esté con ustedes y las bendiciones y misericordia de Dios", concluyó el Presidente de Egipto.