La sequía en California al 24 de septiembre

27 de septiembre de 2014

27 de septiembre de 2014 — Hay dos acontecimientos recientes que ameritan hacer un resumen de la situación actual de emergencia.

Pronóstico

El pronóstico para este invierno es que no habrá precipitación o será muy poca, con clima seco y caliente al principio, con temperaturas más altas que lo normal de aquí a diciembre. Este es el pronóstico del Servicio Nacional Climatológico y otras instituciones, lo cual indica que para los próximos tres meses la seguía en California será persistente e intensa.

Este mismo pronóstico establece que en Nevada y Utah también habrá un aumento en la intensidad de la sequía, lo que se espera continúe hasta el 2015.

La importancia de que no haya o haya muy poca lluvia en diciembre, es que ésta es la temporada que del 30 al 40% de la lluvia en California.

Pero aunque hubiese algo de lluvia, es importante entender que una lluvia no termina con la sequía; sólo fuertes nevadas en las sierras harán la diferencia. El 75% del agua que se usa normalmente en California, proviene de los deshielos de toda la nieve de las sierras en la primavera. Con las pocas lluvias que se pronostican para este invierno, y las temperaturas esperadas muy por arriba de lo normal, hay muy poca posibilidad de que se acumule suficiente nieve. Además, la nieve que se alcance a acumular y se derrita para la próxima primavera servirá simplemente para llenar los embalses, y tan sólo se distribuirá una poca de agua a los agricultores del Valle Central o a los contratistas del sureste de California que reciben agua del acueducto California. El Distrito Hidráulico Metropolitano del Sur de California, que distribuye agua a toda la zona de sur, normalmente recibe 1.2 millones de acres/pies de agua cada año del Acueducto California. Este año, como se ha dado a conocer en todas partes, no se entregará nada de agua a nadie.

El potencial de El Niño

Con respecto a la probabilidad de que el fenómeno de El Niño tenga algún efecto sobre la sequía, lo cual en este momento se estima es del 65%, el Pronóstico de Sequía por Temporada de los EU del Centro de Predicción del Clima del Servicio Nacional Meteorológico, pronostica que si ocurre dicho fenómeno, solo traerá lluvias por debajo de la mediana en el norte de California. Bill Patzert del Laboratorio de Propulsión de Jet de la NASA dijo que el potencial que puede aportar El Niño es muy poco. Agrega que el fenómeno fuerte de El Niño sólo ocurre cada 30 o 40 años. El último fue en 1997-1998.

Distrito Metropolitano de Agua del Sur de California admite la crisis

El segundo acontecimiento es el discurso de Jeffrey Kightlinger en Los Angeles, el gerente general del Distrito Metropolitano de Agua del Sur de California (MWD, por sus siglas en inglés), donde anunció que se espera que dentro de 18 meses se agote la reserva de agua del MWD.

Mientas tanto, continúan los incendios forestales, a pesar de que ya no es "temporada de incendios". EL 23 de septiembre el Washington Post publicó un artículo titulado "La temporada de fuego en California se ha prolongado por 18 meses, y no parece tener fin". Aunque el artículo no reporta nada nuevo, cita a un oficial de bomberos que dice que la sequía significa que la temporada de incendios nunca acabará. Del incendio más grande, 60 millas al este de Sacramento, sólo se ha podido contener el 35%, dice el artículo, y los oficiales de bomberos temen que los vientos esperados de más de 35mph puedan ocasionar que se avive el fuego otra vez como sucedió la semana pasada, que se propagó a 50,000 acres durante la noche. El incendio abarca ahora cerca de 90,000 acres. En el último par de días se trajeron otros 2,000 bomberos, lo que aumenta a 7,400 el número de bomberos sólo en este incendio.

Hasta ahora, los $650 millones de dólares que fueron asignados por el gobierno federal y estatal para brindar asistencia a los damnificados por la sequía se ha dividido de tal modo que con $200 millones de dólares se han financiado 110 proyectos en todo el estado. Estos proyectos consisten principalmente en reemplazar tuberías y para otras medidas de conservación. En la próxima primavera se van a entregar otros $250 millones de dólares para más proyectos similares.

Ya se han utilizado $100 millones de dólares en la distribución de cajas con comida y para proporcionar a 2,000 trabajadores agrícolas algo de dinero para el alquiler. Otros $10 millones están disponibles en el Departamento de Alimentos y Agricultura de California para financiar programas de uso eficiente del agua en las granjas, pero aún no ha sido gastado.

El gobernador Jerry Brown asignó fondos la semana pasada, no se sabe la cantidad exacta, para comprar agua potable para los residentes cuyos pozos se secaron. Se han empleado $500,000 dólares sólo para los residentes de East Porterville.